Usa YOUTUBE para pedir por los solicitantes de asilo

Foto: Archivo Tijuanapress.com

Con poca experiencia pero con mucha voluntad, hay personas que ayudan a quienes esperan en la frontera mexicana, una oportunidad de asilo en este país.

Y a veces la tecnología sirve de puente para la labor social en lugares muy apartados.

Carmen Rivera hace sus transmisiones vía YOUTUBE, por eso algunos migrantes la llaman ¨La yutubera¨

Y es que gracias a esa plataforma, Carmen Rivera se volvió benefactora de gente de distintos países que quedó varada en la frontera buscando  asilo en Estados Unidos.

´´Cada video es como demostrar lo que se hace, transparente; lo que se come, lo que se dá, lo que se paga´´, dice Rivera quien en ocasiones usa el nombre de Angélica.

La mayoría de sus transmisiones, son para agradecer los donativos que hacen sus seguidores.

¨De las personas que están en el canal y que están en Estados Unidos de ahí viene lo que les nazca su corazón¨ asegura en entrevista con Tijuanapress.com

Dirige una casona en lo alto de un cañón en el este de Tijuana y que convirtió en albergue.

¨Aquí no se admiten drogas, ni vicios, esa es la regla que yo tengo. Aquí no se admite que se llegue a las dos, tres de la mañana. No. Esa es la regla, a muchas personas no les gusta, se van¨ afirma la mujer oriunda del estado de México que ahora transmite en la cuenta de “Medrano sin fronteras”, uno de los donantes frecuentes.

Acogió a migrantes que fueron desalojados por el gobierno municipal del campamento de El Chaparral.

María Candelaria Rodríguez, una abuela salvadoreña que vivió en ese asentamiento en busca de asilo en EEUU recuerda con amargura la forma en que las autoridades los obligaron a retirarse de ahí.

¨Fue muy feo porque fue como a las tres y media de la mañana cuando empezaron a entrar gritando que desalojarnos´´, dijo la señora Rodríguez quien huyó de El Salvador hace 4 años.

Ahora está agradecida con Carmen..

¨Nos ha ayudado. Porque ya vamos para cuatro meses – creo – de estar aquí¨

También en la cocina estaba Paola, una joven madre hondureña también esperando asilarse en Estados Unidos.

¨Gracias a Dios nos dimos cuenta de que había este lugar y pues Doña Carmen es una gran persona  y pues nos ha apoyado bastante¨ expresa 

Llegó cuando un padecimiento de salud complicó las cosas para la familia.

Ella rentaba con su esposo y su bebé, hasta que se enfermó 

¨Ya no teníamos cómo pagar la renta pues están muy cara¨ recuerda.

Hoy viven aquí unas 60 personas, en su mayoría niños. 

¨La labor de organizaciones como esta, es cada vez más importante porque con, o sin título 42 los migrantes no dejan de llegar a esta frontera¨

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: