Orden de captura en EE.UU. contra «Tolín» Infante

Las autoridades finalmente emitieron una orden de captura contra Héctor Eduardo Infante alias Tolín, el sujeto que sobrevivió a un ataque armado en Playas de Rosarito a principios de julio y que  posteriormente identificaron como líder en un cártel de narcotraficantes

Pero no fue el gobierno de México sino el norteamericano el que boletinó la orden a los agentes del alguacil o cualquier agente de la ley estadounidense para arrestar a alias Tolin para que enfrente cargos por conspiración para distribuir metanfetamina en el vecino país.

La jueza Gail J. Standish, de la Corte de Distrito de California firmó el documento con el número de Caso:  2:22-mj-02634-DUTY, el pasado 7 de julio, cinco días después de su fortuita detención en el municipio costero.

El de apodo Tolín Infante fue internado en la penitenciaría de Tijuana vinculado a proceso por  portación de arma prohibida al momento de su detención en Rosarito.

El hombre al que el gobierno norteamericano identificó como líder criminal al emitir una alerta de viaje para sus ciudadanos, tiene hasta corridos musicales en su honor  ( uno de ellos por los famosos Tucanes de Tijuana) donde lo relacionan con Sinaloa pero la Fiscalía federal mexicana, encargada del combate al narcotráfico y la delincuencia organizada informó que no tenía investigación alguna en la que él apareciera involucrado. 

La Fiscalía estatal dijo que había una carpeta de investigación abierta desde 2015 por el delito de lesiones contra policías.

Pero todo indica que si las autoridades no lo pudieron localizar, sus criminales enemigos sí.

Y el sábado 2 de julio le tendieron una emboscada cuando se encontraba en una barbería, en una concurrida zona del quinto municipio.

En el prolongado tiroteo del que quedó registro en grabaciones subidas a redes sociales, murió un hombre que presuntamente era su escolta y resultó herido uno de sus hijos.

La camioneta blindada en que se movía le permitió salir ileso y tratar de llevar a su hijo al hospital pero fue alcanzado por policías de varias corporaciones, pues algunos temían se escapara.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad reforzado por el ejército y la Guardia Nacional, fue trasladado primero a la delegación de la Fiscalía General de la República, luego a los juzgados federales y finalmente a la penitenciaría.

Versiones extraoficiales indican que su atentado es producto de una división interna en el cártel de Sinaloa y que los criminales se mueven con relativa libertad en Playas de Rosarito a tal grado que pudieron montar un aparatoso despliegue para el ataque y solo alias Tolin fue detenido cuando ya había acabado el enfrentamiento.

Este mes dos policías del municipio que preside la morenista Araceli Brown fueron asesinados pero según las autoridades estatales esos agentes no participaron en la detención de Héctor Eduardo Infante. Aunque no han dicho cuál fue el móvil en ninguno de los dos crímenes y nadie ha sido detenido.

La Fiscalía de Baja California ya había anticipado que Tolín Infante sería pedido en extradición por Estados Unidos pero nadie ha informado que tal solicitud se haya formalizado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: