Experta insta a poner fin a los secuestros de defensores de derechos humanos en la frontera

Foto: ACNUR/Daniel Dreifuss vía Noticias ONU

Lorenzo Ortiz es un pastor bautista que desde hace más de cinco años asiste a los migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos en una red de refugios en ambos países.

El 2 de junio pasado, un cartel de trata de personas secuestró a Ortiz y a diez migrantes a los que albergaba.

El cartel lo acusó de reducir sus ganancias y negó que Ortiz ayudara a las personas migrantes de forma gratuita, pidiendo 40.000 dólares para liberarlo. Tras el plagio, las autoridades nacionales mexicanas, la sociedad civil y las comunidades locales presionaron a los secuestradores para que Ortiz fuera liberado sin pagar rescate.

La relatora especial de la ONU sobre las situación de los defensores de derechos humanos*, Mary Lawlor, alertó de que, no obstante esta movilización oportuna, Ortiz continúa vigilado por los secuestradores, que visitan su refugio de migrantes y lo acosan para intimidarlo.

“Estoy profundamente preocupada por la situación de las personas defensoras de derechos humanos y los migrantes en las regiones fronterizas de México. (…) el caso de Ortiz es emblemático del riesgo extraordinario que corren quienes proporcionan apoyo básico en la región. Es una situación inaceptable”, dijo Lawlor.

La experta instó al gobierno de México a redoblar los esfuerzos para hacer frente a los carteles criminales en las comunidades fronterizas, y a tomar medidas urgentes para prevenir y reducir el riesgo inmediato de secuestro o ataques físicos contra los activistas como Lorenzo Ortiz y los migrantes que protege.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: