¿Y los rusos que acampaban en San Ysidro?

La gobernadora de Baja California declaró  que todos los rusos y ucranianos que han llegado a Baja California buscando asilo en Estados Unidos fueron aceptados en territorio norteamericano.

´´Todos y cada uno de ellos han logrado el cruce. Hasta la información que tengo yo al día de hoy es que  todos han logrado cruzar…pasar hacia Estados Unidos´´ dijo Marina del Pilar Ávila en conferencia de prensa.

Aunque no lo especificó, eso incluiría al grupo de rusos que estuvo acampando junto a la garita de San Ysidro durante una semana y que fueron convencidos de retirarse el sábado antepasado.

Una funcionaria mexicana que habló a condición de que no se le identificara, comentó a Tijuanapress.com que para cuando los rusos fueron trasladados a un hotel con la ayuda de funcionarios del Instituto Nacional de Migración de México ya tenían el ofrecimiento de que el gobierno norteamericano les daría entrada para revisar sus peticiones de refugio.

Varios funcionarios mexicanos se negaron a confirmar oficialmente que niños y adultos rusos que montaron el campamento hubieran sido recibidos por Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos y aunque dijeron desconocer su paradero, no desmintieron la versión de que ya habían cruzado la frontera.

Varios intentos por contactar a algunas de las personas rusas que anteriormente hablaron con Tijuanapress.com fueron infructuosos. No contestaron ni llamadas telefónicas ni mensajes.

Pero algunos activistas de San Diego que cruzaron la frontera para auxiliar a quienes huyen del conflicto creado por la invasión rusa a Ucrania dijeron tener información de que los poco más de 30 ciudadanos opositores al régimen de Vladimir Putin se encontraban en centros de detención y que ellos tampoco habían logrado comunicación con ellos.

La sospecha es que las autoridades norteamericanas y mexicanas acordaron trasladar a los ciudadanos rusos a un hotel y lejos de la vista de los medios de comunicación permitirles el acceso a territorio norteamericano.

Varios funcionarios habían intentado sin éxito  que retiraran el campamento. Pero los rusos insistían en que no lo harían  porque era más fácil que las autoridades ¨se olvidaran de ellos´´ declaró alguien que participó en las negociaciones e incluso visitó uno de los albergues que les ofrecieron las autoridades mexicanas.

El viernes previo al retiro del campamento un funcionario del consulado de Estados Unidos en Tijuana acudió a las inmediaciones de la garita de San Ysidro y dialogó con varios de los demandantes de asilo.

Abordado por Tijuanapress.com y otros medios de comunicación se negó a hacer declaraciones.

La sospecha de que les ayudaron a cruzar la frontera fuera del ojo público para evitar medidas de presión como los campamentos, crece conforme pasan los días y nadie explica formalmente  dónde están esos rusos.

Hasta ahora no hay reportes de que se les haya deportado. 

Un funcionario mexicano dijo que ellos ingresaron legalmente al país con un permiso de visitantes que dura 6 meses. 

El mismo funcionario federal que pidió reservar su nombre por no estar autorizado a hacer declaraciones a la prensa (́ ́y menos en periodo de veda ́ ́) dijo que actualmente no se les deportaría por el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia.

El flujo de rusos y ucranianos y su aceptación por parte de las autoridades norteamericanas a pesar del título 42 no es nuevo.
Pero antes la mayoría intentaron entrar en auto  y a pesar de que algunos de esos intentos fueron frustrados muy pocos terminaron repatriados.

Rusos y ucranianos  siguen llegando, aunque los números se han invertido y desde la invasión rusa, arriban a Tijuana más  ucranianos que rusos 

Pero los nacionales de Ucrania son aceptados rápidamente en la garita de San Ysidro mientras que continúan devolviendo a México a quienes huyen de Rusia.

Generalmente aplican la misma política de rechazo con el argumento del título 42 a los rusos que a centroamericanos, mexicanos, haitianos y personas de otras nacionalidades.
Aunque todo indica que las autoridades norteamericanas habrían hecho una excepción con quienes montaron su campamento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: