LIBERACIÓN DE “EL MULETAS” Y “LA PERRA” AUMENTAN EL RIESGO

Julián Leyzaola quien los combatió y detuvo reconoce el peligro.

Por Vicente Calderón

Tijuana, martes 13 de agosto de 2019.

 

Julián Leyzaola sabe que el exceso de confianza puede ser mortal.

Varias veces jefe policíaco y dos ocasiones candidato, el militar en retiro vuelve cautelosamente a la escena pública ahora ejerciendo un liderazgo, no en alguna corporación de seguridad sino en las filas de un partido político; El PRD en Tijuana.

“La experiencia ya me lo dijo y no quiero ser víctima nuevamente” contestó Leyzaola Pérez al final de una conferencia de prensa con la dirigencia perredista en el estado, cuando se le pregunta por la liberación de algunos de los criminales que él combatió cuando estuvo al frente de la policía de esta ciudad fronteriza y que recientemente fueron liberados.

Sobresalen dos apodos particularmente.

“La Perra” y “el Muletas”. Filiberto Parra Ramos y Raydel López Uriarte servían como lugartenientes de otro delincuente apodado “El Teo” hace una década aproximadamente.

Los ahora ex presidiarios formaron la gavilla que creció delinquiendo para la organización criminal de la familia Arellano Félix y que los traicionó para servir a los intereses del cártel de Sinaloa en Baja California.

“Todos sabemos que yo me dediqué a combatir esta situación.  No es que sea personal. Era el Secretario de seguridad pública quien lo estaba haciendo,  pero no creo que en algún momento ellos no vayan a tener alguna recelo, resentimiento personal” responde al ser cuestionado sobre el tema.

FIliberto Parra, alias “la perra” fue liberado hace más de dos años y las autoridades informa ron que ya estaba nuevamente dedicado a las actividades ilícitas.

Más recientemente  Raydel López apodado “el muletas” recuperó su libertad según publicó el semanario Zeta 

A alias “la perra”  lo detuvo la policía municipal aquí en Tijuana y  a el apodado “el Muletas” lo capturaron en La Paz, Baja California Sur a donde había huido por la presión tanto de sus rivales como de las autoridades de Baja California.

Julián Leyzaola quien sobrevivió a un atentado en su contra cuando dejó de dirigir la policía de Ciudad Juárez, Chihuahua ya tenía un equipo de seguridad cuando contendió como candidato para la presidencia municipal de Tijuana en 2016 y luego en 2019.

“Ya lo vimos en Ciudad Juárez, me pasó algo así.  Entonces para evitarlo yo tengo que rodearme  de un equipo de seguridad, todos  los movimientos que yo hago tienen que ser dependiendo de una cobertura de seguridad. No puedo yo disponer de mi tiempo hasta que tenga yo el cuerpo de seguridad. Y así lo tengo que hacer”

Leyzaola que fuera también director de la policía estatal preventiva y luego responsable del penal de “El Hongo”  se sorprende que estos delincuentes confesos hayan salido de la cárcel.

“Quiero que sepan una cosa,  la gente como “la perra” o “el muletas”  tienen mayor responsabilidad todavía que el propio “Chapo”.dijo refiriéndose al recién sentenciado en Nueva York Joaquín Guzmán Loera, capo del cártel de Sinaloa.

“El Chapo” nomás era la mascarada, la presencia, el escaparate.Pero la parte operativa, la parte ejecutiva de una organización la llevan otros en este caso “el Teo” (Teodoro García Simental)  aquí en Tijuana, era la cara  pero los ejecutivos, los operativos eran otros. “El guero Camarón”, “la Perra”, “el muletas”.

Comenta que ambos sujetos son responsables no en decenas sino en centenares de crímenes.

“Si no fueron autores materiales por menos fueron autores intelectuales.(  )¿Cómo es posible que la autoridad no haya podido integrar los expedientes necesarios y suficientes  para dejarlos en la cárcel para que ya no salieran?”

La segunda ocasión en que buscó la presidencia municipal de Tijuana,  terminó como candidato del PRD, partido  que se había acercado a él para unirse a la coalición que lo abanderaría.

Pero las vicisitudes de la política mexicana hicieron que el PES perdiera el registro y el PBC se retirara de la alianza en el proceso que concluyó el 2 de junio pasado.

Nuevamente quedó en el segundo lugar lo que prueba que  Leyzaola Pérez tiene miles de simpatizantes.

Aunque también  otros tantos que lo repudian.

La sombra de la tortura y otros abusos policiacos durante su gestión no lo abandonan.

Sin embargo hoy que se ha perdido lo que él y otros funcionarios lograron durante la gestión panista anterior al disminuir la violencia y regresar algo de tranquilidad a la ciudad muchos siguen justificando sus métodos.

Tijuana atraviesa por un recrudecimiento de la violencia que ya ha roto en tres años consecutivos el record histórico de homicidios en la ciudad.

Tras la arrasadora victoria de MORENA en las últimas elecciones la oposición en general quedó muy disminuida, casi nulificada.

Gracias a su trayectoria el sinaloense que quedó en silla de ruedas debido al atentado en Ciudad Juárez parece ir asumiendo un papel de liderazgo con la tercera fuerza política de la entidad, el PRD.

Y dice que solo hay una institución en la que puede confiar para su seguridad. Y aunque acepta que la tentación está en todos lados y también ahí ha habido casos de corrupción el teniente coronel sigue firme.

“La única institución que ha mantenido su fortaleza en el país es el ejército mexicano” dice Leyzaola.

 

 

 

 

Anuncios