Migrantes duermen en la calle, por falta de albergues

Varias familias aseguran que han dormido en la calle durante una semana esperando un lugar en este albergue´´

´´Po´s aquí en la banqueta ha sido muy difícil, la hemos sufrido´´ dijo un joven padre que huyó de Guerrero con varios familiares, entre sus dos niños.

Pidió que no usaramos su nombre por temor a la delincuencia. Dice que ni afuera del refugio están seguros.

´´Vinieron supuestamente unos del crimen organizado. Nos tuvimos que retirar´´ comenta mientras sus hijos juegan con otros niños en la acera, bajo un clima extraordinariamente caluroso para esta zona.

Como ellos, gente de distintos países se reune afuera de este y otros albergues con la idea de que ahí será más fácil tramitar su solicitud de asilo en Estados Unidos, lo cual es incorrecto.

Otros simplemente no tienen otra opción.

´´Tenemos unos 10, 15 minutos de haber llegado´´ dijo Mervin Centeno, un hondureno que recién había  arribado a Tijuana y descubrió en FACEBOOK que existía el Albergue Juventud 2000. 

´´No tenemos a nadie, a donde ir a quedar, una comida ni nada de eso y si nos pueden ayudar´´ comentó.

Afuera del sencillo refugio hay principalmente haitianos. Autoridades municipales aseguran que algunos ya están instalados en algún otro lugar, pero entre muchos de ellos ha corrido el rumor de que estando en algunos albergues será más fácil que les dejen entrar a Estados Unidos para pedir asilo. 

Un funcionario que habló a condición de que no se revelara su nombre sostiene que algunas iglesias u organizaciones que hospedan a migrantes han seleccionado de manera discrecional a quienes ayudan para que presenten su solicitud al gobierno norteamericano, lo que ha alterado el orden que había previamente.

Eso ha contribuido a la confusión y la gente se desespera pues todos llegan pidiendo entrar al albergue que ya está saturado. 

´´Son demasiados todos los días estamos hablando de entre 25, 30 personas de diferentes nacionalidades que nos están llamando o nos están tocando aquí la puerta´´, comenta José María García Lara, director del Juventud 2000. 

García, a quien la gente conoce simplemente como Chema dice que la aglomeración de la gente afuera de la sede de la Alianza Migrante, en la conflictiva Zona Norte parece haber molestado a los delincuentes del barrio.

´´Se acercó un grupo, dos personas, a amenazar el lugar a quererlo quemar si es que no movía a la comunidad´´ dijo durante una conferencia de prensa organizada con otros activistas.

Juntos denunciaron que el gobierno federal -responsable del tema migratorio- solo tiene un albergue y está subutilizado.

´´No está haciendo nada tiene solamente como a 400 o 500 personas teniendo un lugar donde pagan un promedio según nos ha llegado 20 mil dólares solamente de renta de esa nave industrial´´ dijo Chema.

El director de otro Albergue, distribuyó imágenes de gente que abandonó su iglesia porque los criminales los acechan. Atemorizados buscaron ayuda con el gobierno de la ciudad.

Los subieron a autobuses y los repartieron en varias organizaciones comunitarias o religiosas y a algunos los admitieron en el Centro Integrador del Migrante, como llaman a la única instalación gubernamental de apoyo.

En el último año, se han habilitado nuevos albergues para migrantes. Todos de la sociedad civil pero aún así son insuficientes ante tanta gente que sigue llegando buscando asilo en Estados Unidos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: