Policías forzados a huir buscan asilo.

El muchacho muestra sus cicatrices que son evidencia del mal, de todo un país.

´´ Entró por aquí la bala y salió por acá, fracturó el fémur y me afectó la rodilla´´ dijo un joven veinteañero que pidió el anonimato.

Este joven dice haber sufrido en carne propia el acoso a que son sometidos 

muchos policías mexicanos por el crímen organizado.

´´También por acá está otro, entró por aquí salió por acá

¿Cuántos te dieron?

Seis.´´ respondió el muchacho.

Él nunca ha sido policía pero su familia sí.

´´Venimos huyendo porque a mi papá lo amenazaron´´ comenta con preocupación.

Entre los desplazados por la violencia cada vez hay más policías de distintas ciudades  de México buscando asilo en Estados Unidos.

´´Porque el crimen organizado nos amenazó porque no quisimos trabajar con ellos, a un compañero de seguridad pública lo sacaron de su casa en la madrugada´´ dijo el padre del joven, un veterano de una corporación policial mexicana.

Ese oficial apareció literalmente en pedazos y con narcomensaje. Torturado el policía dijo que varios de sus compañeros servían a una banda rival. 

´´Es falso todo y en base a eso de los nombres que hizo en el video ya mataron a dos,  a mi hijo ya lo balacearon también y ese es el motivo por el que estamos aquí´´ dijo el hombre que también solicitó no revelaramos su identidad ni su paradero.

Alcaldes como el de Guanajuato se ponen una placa para promocionar su gobierno en anuncios y hablan del combate a la delincuencia.

´´Sin miedo y sin descanso, sacamos de circulación las armas,las drogas, y a los malandros no les vamos a dar tregua´´ dijo Alejandro Navarro, ex alcalde de Guanajuato en un promocional sobre su tercer informe de gobierno.

Padre e hijo no son de ese municipio, pero  en muchos estados mexicanos los agentes se topan con que sus superiores no los protegen porque  sirven a los delincuentes.

¨Muchas autoridades si están involucradas ( )  y se han ido apoderando de cuanto policías pueden y  los que no han querido cooperar los terminan matando¨  comenta el expolicía.

Como esta familia, aquí en la frontera encontramos policías de distintas ciudades mexicanas y hasta de países de Centroamérica, buscando la protección de Estados Unidos mediante el asilo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: