EX POLICÍA ASESINADO AYUDABA A DAMNIFICADOS

Lo mataron cuando salía de su casa.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, lunes 8 de julio de 2019.

 

Vicente Adame González estuvo recolectando ropa y alimentos para una familia de Tijuana, que en fechas recientes lo perdió todo en un incendio.

Aficionado a las motos, convocó por medio de FACEBOOK a sus compañeros de un club de motociclistas, a amigos y a conocidos a ayudar a los damnificados por el fuego. El domingo por la mañana realizó una transmisión desde su cuenta en esa red social.

En vivo desde el estacionamiento de un supermercado en la zona río mostraba los donativos que le llevaron para la gente en desgracia.

Pero la mañana del lunes su historia cambió dramáticamente. El joven padre de 32 años de edad fue asesinado afuera de su casa.

Lo balearon cuando estaba a bordo de un pick up de color gris sin placas de circulación. La camioneta tiene varios impactos de bala en una ventana. Su cuerpo quedó frente al volante.

Las autoridades encontraron un casquillo .223 – de los utilizados en los rifles de asalto conocidos como cuernos de chivo- en la escena del crimen.

Familiares de Adame González relataron a los detectives que se iba a retirar del domicilio en la colonia Chihuahua, rumbo a su trabajo, cuando se escucharon  varios disparos.

“Fue un ataque directo” dijo Marco Sotomayor, el Secretario de seguridad pública municipal durante una conferencia semanal donde hablan de las acciones de la corporación.

Vicente Adame González perteneció a la policía de Tijuana hasta el 22 de agosto de 2017 según lo que dijo en la conferencia Sotomayor.

El jefe policíaco no supo entonces por qué causó baja el hombre que entró al departamento policiaco desde muy joven.

Un conocido del finado Vicente comentó a Tijuanapress.com  que se encontró con él cuando era conductor de UBER y que según recuerda estaba peleando su despido.

Fue el padre de Adame quien informó a los investigadores que actualmente trabajaba como escolta de un empresario de la localidad.

La Procuraduría de justicia no ha informado oficialmente sobre el crimen. No han hablado del móvil y no hay detenidos.

Solo saben que hay versiones de que los asesinos huyeron del lugar abordo de un auto gris.

El Secretario de seguridad pública, Sotomayor precisó que la información no ha sido corroborada pero que aparentemente el hoy occiso trabajaba como escolta del propietario de una nave industrial de la zona de “El Murúa”, en el este de la ciudad.

” Si se corrobora lo que se está planteando pues se estaba haciendo de manera ilegal. Obviamente no tenía autorización de la secretaría de seguridad pública del estado para poder llevar a cabo ese servicio” dijo Sotomayor Amezcua.

El funcionario municipal recalcó que un expolicía que ha sido dado de baja por faltas administrativas atribuibles al oficial no es apto para laborar como personal de seguridad formal.

El hombre que le conoció cuando manejaba una unidad de UBER dijo que aparentemente su trabajo era particularmente como chofer del empresario.

Los informes preliminares no reportan que haya estado armado cuando le atacaron.

El homicidio del ex policía ocurre en medio del recrudecimiento de una ola de asesinatos que ninguna autoridad ha sido capáz de detener.

En la ciudad falta poco para llegar a 1200 homicidios.

A Vicente Adame González le sobreviven sus padres, su esposa y tres hijos pequeños.

Los amigos de Vicente Adame lamentaron su pérdida en FACEBOOK. No hubo tiempo de que publicara si logró llevar la ayuda que quería a la familia que se le quemó su casa.

No es sólo otro ex policía asesinado en esta frontera. Es también otro tijuanense victima de la delincuencia. Y es otra familia que sufre por la incapacidad de las autoridades -de todos los niveles- de cumplir con su obligación de garantizar la seguridad a la población.

Ni siquiera es seguro que sepamos realmente porqué lo mataron.