NUEVOS OBSTÁCULOS PARA OTORGAR ASILO EN ESTADOS UNIDOS

Foto: Captura de pantalla de video de CBP.

Podrían detenerlos indefinidamente aunque saturen centros de detención.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, viernes 19 de abril de 2019.

(Algunas imágenes proporcionadas por CBP)

 

Campamentos como el que se formó en El Paso, Texas hace unas semanas, donde autoridades norteamericanas acorralaron a hombres mujeres y niños bajo un puente podrían ser el destino de muchos solicitantes de asilo que siguen llegando por la frontera sur.
El diario The Daily Beast publicó que en Texas ya hay campamentos secretos de detención instalados con recursos militares.
De confirmarse se sumarían a los cambios a las leyes  para refugiados generados por el gobierno estadounidense que según el antropólogo
Victor Clark está incorporando gente de línea dura para enfrentar estos
flujos migratorios.
“Empezamos a ver cada vez mayores obstáculos, para alterar los procedimientos de petición de asilo”  comentó Clark Alfaro quien dirige desde hace décadas el Centro Binacional de derechos humanos en Tijuana.

La llegada masiva, particularmente de centroamericanos es evidente en  estas imágenes grabadas y distribuidas por la administración Trump.
La mayoría se entregan a la patrulla fronteriza.
“Estamos viendo que cada vez se están endureciendo las formas” agrega el activista.
Esto empeora el panorama, aún para los que tramitaron su petición conforme a la ley.
Ángel Vazquez, es un joven hondureño que  esperó pacientemente para pedir asilo entrando por un puerto fronterizo. Después de su entrevista con un funcionario de Aduanas le detuvieron y le programaron una cita.
Pero lo regresaron a Tijuana como parte del programa “Quédate en México”.
“Uno la piensa dos veces antes de irse a meter a ese, digamos que ese es un centro local como para locos, lo tienen ahí metido a uno como si uno fuera loco” dijo molesto y dudoso de querer regresar.
Son varios los migrantes que dicen que lo más duro es el encierro.
“Lamentablemente estando allá en migración de los Estados Unidos perdí a mi hijo  y yo creo que es culpa de ellos” dijo  Carmen Rivera  quien pasó meses a un albergue en Tijuana.
Cuando le tocó  presentar su petición la encerraran en lo que llaman “La hielera” y luego la regresaron a México hasta su siguiente cita.
Una experiencia traumática, dice.
“Se me vino mi bebé por la impresión de donde yo estaba. Porque allí es muy feo estar”
El Procurador norteamericano anunció  esta semana que negarían el derecho a fianza a los solicitantes de asilo, deteniéndolos indefinidamente.
Para Carmen que salió de El Salvador amenazada por pandilleros que le exigían 75 dólares al mes por dejarla trabajar, no hay muchas opciones.
“Porque si regreso a mi país lo que me espera es la muerte”, cuenta lamentando haberlos denunciado. Dice que después la buscaban no para extorsionarla sino en represalia por haberlos denunciado.
Organizaciones de defensa de los libertades civiles y los derechos humanos anunciaron que recurrirán a la corte para revertir la decisión del procurador William Barr y otras medidas que consideran anti-inmigrantes
El antropólogo Victor Clark dice que el gobierno estadounidense prepara otros cambios en la ley para tratar de  desalentar la llegada de tanta gente.
Anuncios