SE PERDERÍAN MIL MILLONES DE DÓLARES DIARIAMENTE

Si se cierra la frontera.

 

Por Alejandro Díaz Bautista.

Tijuana, lunes 1 de abril de 2019.

Esta es una colaboración especial.

 

El Ultimátum de Trump a México, puede cerrar la frontera México Estados Unidos en cualquier momento durante abril de 2019.

“El análisis económico nos indican perdidas de mil millones de dólares diarios si se cierra la frontera México Estados Unidos en 2019”, señaló el Dr. Alejandro Díaz Bautista, economista, investigador nacional del Conacyt al igual que profesor investigador de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, respondió a la amenaza de Donald Trump de cerrar la frontera común, y dijo que actuará con prudencia.

“No quiero adelantar vísperas. Estamos ayudando, no vamos a confrontarnos con Estados Unidos. Ya me lo recomendaron mis asesores internacionalistas (durante un mitin en Veracruz) que debemos actuar con prudencia”, dijo AMLO.

Esto luego de que el Presidente Trump amenazara con cerrar la frontera con México en varias ocasiones en los últimos días, ante la reciente oleada de solicitantes de asilo de países sudamericanos que entran a Estados Unidos a través de México.

El plan de cierre del Presidente Trump, el cual según funcionarios de la Casa Blanca va en serio, podría llevarse a cabo esta semana, si México no impide la entrada de inmigrantes indocumentados.

También acusó de inacción a Honduras, Guatemala y El Salvador, de donde proviene la mayoría de los migrantes que buscan un destino mejor en Estados Unidos, criticándolos por recibir “durante años” fondos de ayuda estadounidense y no revertir la marcha de sus ciudadanos.

Estados Unidos cortará la ayuda de 500 millones de dólares a El Salvador, Guatemala y Honduras, anunció el Departamento de Estado un día después de que Trump criticara a estos países por enviar migrantes a Estados Unidos.

El derechista Bob Menendez, el principal demócrata en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, calificó la orden de Trump como un “anuncio temerario” e instó a demócratas y republicanos a rechazarlo. “La asistencia extranjera de EEUU no es caridad; promueve nuestros intereses estratégicos y financia iniciativas que protegen a los ciudadanos estadounidenses”, dijo, en su intento por conservar el voto latinoamericano.

Mientras, el papa Francisco afirmó en Marruecos que los muros no lograrán detener las migraciones, y afirmó que “los muros y el alarmismo” no impedirán que “la gente ejerza su legítimo derecho de buscar una vida mejor en otro lugar”.

Pidió un cambio de actitud hacia los migrantes para que se les respete como personas con dignidad y derechos, y no ser tratados sólo como estadísticas.

El papa Francisco señaló que los líderes mundiales deben abordar los desequilibrios económicos y los disturbios en la Tierra que alimentan los conflictos y los flujos migratorios. Pocos días atrás, el comisionado de la Agencia Federal de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan, declaró que el flujo de inmigrantes en la frontera había llegado a un punto de quiebre.

La Casa Blanca reiteró este domingo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría cerrar la frontera con México para frenar la llegada de inmigrantes a territorio estadounidense.

En declaraciones a la cadena ABC, el jefe de gabinete en funciones de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, aseguró que solo “algo dramático” haría que el mandatario no cerrara la frontera.

Mulvaney consideró que “México podría estar haciendo más” para detener las caravanas de migrantes que cruzan su territorio con destino a EEUU y aseveró que los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) también podrían tomar más medidas.

“Les damos a estos países cientos de millones de dólares en ayuda y necesitamos que hagan más”, manifestó Mulvaney, quien defendió la decisión de Trump de suspender todo tipo de asistencia a esos tres países.

El cierre de la frontera podría tener consecuencias negativas no solo en los migrantes que piden asilo, sino también para el comercio y la integración económica entre México y los Estados Unidos.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) estima que este mes el número de personas detenidas por cruzar ilegalmente la frontera podría llegar a 100,000 personas. En febrero, las autoridades fronterizas detuvieron a 76,000 migrantes.