EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

 

Comentario Editorial.

 

 

Por Gerardo Fragoso M.

Mexicali, martes 5 de febrero de 2019.

 

Bukele, nuevo eje centroamericano

Por primera vez, un candidato antisistema triunfa en las elecciones de un país centroamericano. Se trata de Nayib Armando Bukele Ortez “Nayib Bukele”, quien arrasó en los comicios presidenciales salvadoreños, celebrados el pasado domingo.

El pasado 9 de noviembre, publicamos, en este mismo espacio, un perfil sobre Bukele y las circunstancias que llevaron a la caída del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, partido que ha gobernado a El Salvador desde el 1 de junio de 2009 y hasta el 31 de mayo próximo. El 10 de enero complementamos dicho texto. Remitimos a esas publicaciones, para entender mejor las circunstancias que llevaron al triunfo a Nayib.

Bukele es un antisistema de línea más europea. Su envoltura y expresiones recuerdan al italiano Giuseppe Piero “Beppe” Grillo, fundador del Movimiento 5 Estrellas. La máxima del M5E ha sido demoler al sistema tradicional de poder y sus políticos, con todos sus métodos, vicios y maneras. Igual que Nayib, para el M5E lo importante no es una diferenciación entre izquierdas y derechas, sino entre los de siempre y los nuevos.

Al igual que pasó con el M5E en Italia, esa ha sido la promesa que llevó a Bukele a triunfar porque, como ocurrió con los antisistema en el país de la bota, hay poca claridad en otros detalles. Nayib permaneció asido del significante vacío en toda la campaña, para atraer lo mismo a izquierdistas que derechistas inconformes con sus partidos tradicionales, Arena y FMLN, respectivamente.

Internacionalmente, Nayib se atisba como un tipo de centro. A diferencia del presidente saliente, Salvador Sánchez Cerén, ex guerrillero con una concepción rancia de la izquierda, Bukele tiene claro que su vecino, José Daniel Ortega Saavedra, presidente nicaragüense, pseudoizquierdista, no es de recibo. Pero igualmente sabe que Juan Orlando Hernández Alvarado, mandatario hondureño, derechista, que se aferró al poder mediante un fraude, es otro vulgar impresentable.

“Dictadores como (Nicolás) Maduro en Venezuela, (Daniel) Ortega en Nicaragua y Juan Orlando (Hernández) en Honduras, jamás tendrán ninguna legitimidad, porque se mantienen en el poder a la fuerza y no representan la voluntad de sus pueblos. Dictador es dictador, de derecha o de izquierda”, expresó Bukele, quien, a diferencia de todos los demás mandatarios del hemisferio, no tiene pelos en la lengua en materia de política internacional, tal vez por la libertad que le da, precisamente, ser un auténtico centrista.

Claro que, si Obama llegó al poder acompañado de alimañas, imagínense Bukele en El Salvador. José Andrés Rovira Canales, presidente de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), partido que lo postuló, fue aliado del ex mandatario Elías Antonio Saca González. Ambos son empresarios radiofónicos y, apenas salió del poder, en 2009, Saca le compró una estación a Rovira, pero con un alto sobrecosto, por lo cual se sospecha que tal operación sirvió para ocultar y limpiar dinero público robado por “Tony”.

En 2010, Rovira fundó GANA y, cuatro años después, Saca fue su primer candidato presidencial. Actualmente, “Tony” está en prisión, sentenciado a 10 años, por lavado de dinero y peculado.

Exitoso empresario publicista, Bukele, quien tomará posesión de su cargo el 1 de junio siguiente y gobernará hasta el 31 de mayo de 2024, tendrá el reto de sobrevivir con un parlamento de mayoría opositora. Ocurre que en El Salvador las elecciones legislativas no van a la par con las presidenciales. Las próximas serán hasta 2021. GANA solamente tiene 10 de los 84 diputados. El derechista ARENA y sus aliados tienen 49, son mayoría absoluta y harán pasar las de Caín a Nayib.

Locuaz, directo, Bukele, a sus 37 años, tiene un estilo de patriarca tepiteño, que ha embelesado a la mayoría de los salvadoreños, quienes están muy hartos, muy fastidiados, muy cansados de tanta pobreza y violencia. Pero sus fans también están más allá de las fronteras de su nación. El 10 de marzo de 2018, Bukele dijo lo siguiente: “Hay un presidente en México, que se llama Peña Nieto, que básicamente es un imbécil, que lo pusieron y los medios de comunicación lo crearon. Ponen la foto y ponen lo que dijo. Claro, lo que dijo no lo dijo él, sino que se lo escribieron y lo crearon. Gracias a Dios, ya se va”.

El entonces canciller, Luis Videgaray Caso, mandó un comunicado, diciendo que Bukele estaba “fuera de lugar”. Sin embargo, la gente de a pie le aplaudió. Así, Nayib respondió en Twitter: “A todos mis amigos mexicanos que me están invitando caguamas, tequila Don Julio, Patrón, tacos y me están ofreciendo hospedaje en sus casas: Si es en serio, me voy unos días a ese hermoso país y de paso les llevo unas pupusas. Por cierto, sigo pensando lo mismo de Peña Nieto”.

Resultados de las elecciones presidenciales de El Salvador:

Nayib Armando Bukele Ortez (GANA) – 1,388,009 votos – 53.03%

Juan Carlos Calleja Hakker (Alianza por un Nuevo País: Arena, PCN, PDC, PDS) – 831,726 – 31.78%

Hugo Martínez Bonilla (FMLN) – 377, 404 – 14.42%

Josué Alvarado (Vamos) – 20,423 – 0.78%

Comentarios:  gerfragoso@gmail.com