MURIÓ FRANCISCO RAMÍREZ GUERRERO

 

Foto: Miguel Cervantes Sahagún.

Francisco Ramírez junto a Jorge Hank y el ex Obispo Rafael Romo.

 

 

Por Miguel Cervantes Sahagún.

Tijuana, lunes 1 de octubre de 2018.

Murió Francisco Ramírez Guerrero.

Fue uno de varios protagonistas entre un grupo de periodistas en Tijuana que terminaron enfrentados entre sí como meros antagonistas.

Muy cercano a Jesús Blancornelas en la década de los 70s, Ramírez se embarcó al proyecto periodístico llamado ABC que publicó su primer ejemplar el 10 de Enero de 1977 y su último el 2 de Noviembre del 79.

Fue parte de cinco accionistas que lanzaron el periódico vespertino de enorme éxito por la naturaleza de sus dueños que compartieron bien sus trabajos: El impresor Hernando Limón, millonario propietario de una de las imprentas que en exclusiva trabajaba publicidad gubernamental y empresarial, su Contador de apellido Caballero y José Robles un inmejorable publicista.

En manos de Jesús Blancornelas y de Francisco Ramírez quedaba el trabajo periodístico que tan solo duró tres años pues la crítica fue insoportable para los “intocables” gobernadores y funcionarios de primer orden de Baja California.

Blancornelas fue el director de ABC y Ramirez Guerrero subdirector. Ambos tenían sus escritorios en la diminuta sala de redacción de las oficinas ubicadas en la esquina del bulevar Agua Caliente y Jalisco, a un costado de la gasolinera Washmobile.

La relación entre ambos fue de amigos y de respeto profesional hasta principio de 1979. Blancornelas emprendió la política del periódico contra el podrido sistema gubernamental del PRI que para esa década había arrojado al general Hermenegildo Cuenca Díaz como candidato a la gubernatura de Baja California, saltándose una regla dorada entre políticos de que el recién electo Presidente de la República siempre designaba al gobernador en el Estado. Por eso a José López Portillo le correspondía nombrar a Roberto de la Madrid Romandía mandatario en Baja California.

Pero impusieron a Cuenca Díaz y pronto surgieron los errores de socios y amigos para establecerse en el gobierno del que había ya sido Jefe del Ejército Nacional provisto para el sexenio 1977 a 1983.

Murió Cuenca bajo circunstancias sospechosas y entonces Roberto de la Madrid fue nombrado candidato sustituto al que le hacían gracia las ocurrencias publicadas por el columnista Héctor Félix Miranda, El Gato.

Pronto, esas “ocurrencias” las consideró lastimosas y junto con los reportajes publicados en ABC contra su administración, Roberto de la Madrid ordenó maniobras legales contra los socios del periódico.

Limón, Caballero y Robles, accionistas “capitalistas”, que preveían problemas económicos criticaron a Blancornelas y lo acusaron de llevar el proyecto a una ruta suicida y de confrontación contra el gobernador y sus parientes, entre ellos el Procurador Alejandro Rosas Romandía.

Francisco Ramírez Guerrero fue presionado por el cuerpo editorial de Jesús Blancornelas para que se definiera como afín o enemigo. Optó en contra y tras la expulsión de los periodistas Ramírez ocupó brevemente la dirección del diario en 1979.

Héctor Félix Miranda no perdonó eso y publicó varias frases en su columna que no solo insultaban a Ramírez sino que atacaban a su familia por lo que Ramírez lo confrontó a golpes una tarde afuera del restaurante Amor del Bulevar Agua Caliente.

“Paco” Ramírez pasó después a trabajar como publirrelacionista de Jorge Hank Rhon y periodista al frente del diario El Heraldo hasta su cierre.

Después fue nombrado director de Comunicación del Grupo Caliente hasta su muerte ocurrida la madrugada del 1 de Octubre.

Anuncios