LA CONDICIÓN DE LAS ARTISTAS

Foto:@UNESCOsanjose, Vía Facebook.

Derechos económicos, sociales y de autora.

Por UNESCO

Julio de 2018.

 

El 19 de julio, la UNESCO San José, en colaboración con el Centro Cultural de España en Costa Rica, llevó a cabo el primer conversatorio sobre la condición de las artistas, centrado en los derechos económicos, sociales y de autora.

Este conversatorio es el primero de una serie de tres conversatorios que abordarán diferentes temáticas sobre la condición de las artistas. El objetivo de la actividad es iniciar un proceso de reflexión sobre la condición de las mujeres artistas incluyendo las mujeres pertenecientes a minorías como mujeres indígenas, afrodescendientes o con discapacidad para así proporcionar una plataforma para el intercambio de información, mejores prácticas y lecciones aprendidas en el campo del emprendimiento cultural y creativo. En este primer conversatorio se abordaron los derechos económicos, sociales y de autora.

Este proyecto de conversatorios se lleva en sinergia con la producción del informe cuatrienal de la UNESCO sobre la Recomendación relativa a la Condición del Artista adoptada en 1980, para el cual se les solicita a los Estados Miembros mandar de forma voluntaria información al respeto.

La Recomendación relativa a la condición del artista fue adoptada por la Conferencia General de la UNESCO en 1980 y tiene como objetivo fortalecer las políticas y medidas para hacer frente a la situación profesional, social y económica de las personas artistas, lo que les permite trabajar, crear y organizarse con éxito en un entorno propicio. En este contexto, se ocupa de cuestiones de formación, seguridad social, empleo y condiciones fiscales, también reconoce el derecho de las personas artistas a organizarse en asociaciones profesionales.

Al dar la bienvenida a las personas participantes, Pilar Alvarez-Laso, Directora de la Oficina Multipaís de la UNESCO en San José, señaló que la mujer artista ha quedado invisibilizada y eso hace que sea un reto distinto cuando hablamos de la condición de una artista mujer o un artista hombre. Además, recalcó la existencia de discriminación en el mercado laboral, en el acceso a oportunidades y en la vida cotidiana que le permiten o no desarrollar su trabajo artístico.

El evento contó con la participación de Alejandra Hernández Sánchez, Coordinadora de Despacho del Viceministerio de Cultura, quien indicó que desde el ministerio se han estado recopilando demandas del sector cultural para poder dar respuesta a las especificidades de los tipos de contratación de este sector, entre las que destacó cómo incluir el tiempo que se dedica al proceso creativo durante el cual no se generan ingresos, los bajos ingresos de contratos esporádicos y la diversidad de contratistas.

Por su parte, Marcia Salas, artista visual, presentó datos acerca de la desigual representación de mujeres y hombres artistas en los diferentes ámbitos culturales y destacó que, a pesar del alto número de mujeres en carreras artísticas, sólo el 19’3% de los premios nacionales de Cultura Magón han sido entregados a mujeres.

El evento además contó con la experiencia personal de Man Yu, artista visual, quien compartió su vivencia de la discriminación que ha tenido que enfrentar en su condición de mujer, la cual la llevó a tomar decisiones activas sobre su feminidad y la imagen que proyecta, actualmente bastante andrógena, pero hace 15 años, muy femenina.

La actividad finalizó con intervenciones del resto de participantes, quienes expusieron experiencias y necesidades específicas en su calidad de artista en relación a los derechos económicos, sociales y de autora.

ste conversatorio es el primero de una serie de tres conversatorios que abordarán diferentes temáticas sobre la condición de las artistas. El objetivo de la actividad es iniciar un proceso de reflexión sobre la condición de las mujeres artistas incluyendo las mujeres pertenecientes a minorías como mujeres indígenas, afrodescendientes o con discapacidad para así proporcionar una plataforma para el intercambio de información, mejores prácticas y lecciones aprendidas en el campo del emprendimiento cultural y creativo. En este primer conversatorio se abordaron los derechos económicos, sociales y de autora.

Este proyecto de conversatorios se lleva en sinergia con la producción del informe cuatrienal de la UNESCO sobre la Recomendación relativa a la Condición del Artista adoptada en 1980, para el cual se les solicita a los Estados Miembros mandar de forma voluntaria información al respeto.

La Recomendación relativa a la condición del artista fue adoptada por la Conferencia General de la UNESCO en 1980 y tiene como objetivo fortalecer las políticas y medidas para hacer frente a la situación profesional, social y económica de las personas artistas, lo que les permite trabajar, crear y organizarse con éxito en un entorno propicio. En este contexto, se ocupa de cuestiones de formación, seguridad social, empleo y condiciones fiscales, también reconoce el derecho de las personas artistas a organizarse en asociaciones profesionales.

Al dar la bienvenida a las personas participantes, Pilar Alvarez-Laso, Directora de la Oficina Multipaís de la UNESCO en San José, señaló que la mujer artista ha quedado invisibilizada y eso hace que sea un reto distinto cuando hablamos de la condición de una artista mujer o un artista hombre. Además, recalcó la existencia de discriminación en el mercado laboral, en el acceso a oportunidades y en la vida cotidiana que le permiten o no desarrollar su trabajo artístico.

El evento contó con la participación de Alejandra Hernández Sánchez, Coordinadora de Despacho del Viceministerio de Cultura, quien indicó que desde el ministerio se han estado recopilando demandas del sector cultural para poder dar respuesta a las especificidades de los tipos de contratación de este sector, entre las que destacó cómo incluir el tiempo que se dedica al proceso creativo durante el cual no se generan ingresos, los bajos ingresos de contratos esporádicos y la diversidad de contratistas.

Por su parte, Marcia Salas, artista visual, presentó datos acerca de la desigual representación de mujeres y hombres artistas en los diferentes ámbitos culturales y destacó que, a pesar del alto número de mujeres en carreras artísticas, sólo el 19’3% de los premios nacionales de Cultura Magón han sido entregados a mujeres.

El evento además contó con la experiencia personal de Man Yu, artista visual, quien compartió su vivencia de la discriminación que ha tenido que enfrentar en su condición de mujer, la cual la llevó a tomar decisiones activas sobre su feminidad y la imagen que proyecta, actualmente bastante andrógena, pero hace 15 años, muy femenina.

La actividad finalizó con intervenciones del resto de participantes, quienes expusieron experiencias y necesidades específicas en su calidad de artista en relación a los derechos económicos, sociales y de autora.

.

Este conversatorio es el primero de una serie de tres conversatorios que abordarán diferentes temáticas sobre la condición de las artistas. El objetivo de la actividad es iniciar un proceso de reflexión sobre la condición de las mujeres artistas incluyendo las mujeres pertenecientes a minorías como mujeres indígenas, afrodescendientes o con discapacidad para así proporcionar una plataforma para el intercambio de información, mejores prácticas y lecciones aprendidas en el campo del emprendimiento cultural y creativo. En este primer conversatorio se abordaron los derechos económicos, sociales y de autora.

Este proyecto de conversatorios se lleva en sinergia con la producción del informe cuatrienal de la UNESCO sobre la Recomendación relativa a la Condición del Artista adoptada en 1980, para el cual se les solicita a los Estados Miembros mandar de forma voluntaria información al respeto.

La Recomendación relativa a la condición del artista fue adoptada por la Conferencia General de la UNESCO en 1980 y tiene como objetivo fortalecer las políticas y medidas para hacer frente a la situación profesional, social y económica de las personas artistas, lo que les permite trabajar, crear y organizarse con éxito en un entorno propicio. En este contexto, se ocupa de cuestiones de formación, seguridad social, empleo y condiciones fiscales, también reconoce el derecho de las personas artistas a organizarse en asociaciones profesionales.

Al dar la bienvenida a las personas participantes, Pilar Alvarez-Laso, Directora de la Oficina Multipaís de la UNESCO en San José, señaló que la mujer artista ha quedado invisibilizada y eso hace que sea un reto distinto cuando hablamos de la condición de una artista mujer o un artista hombre. Además, recalcó la existencia de discriminación en el mercado laboral, en el acceso a oportunidades y en la vida cotidiana que le permiten o no desarrollar su trabajo artístico.

El evento contó con la participación de Alejandra Hernández Sánchez, Coordinadora de Despacho del Viceministerio de Cultura, quien indicó que desde el ministerio se han estado recopilando demandas del sector cultural para poder dar respuesta a las especificidades de los tipos de contratación de este sector, entre las que destacó cómo incluir el tiempo que se dedica al proceso creativo durante el cual no se generan ingresos, los bajos ingresos de contratos esporádicos y la diversidad de contratistas.

Por su parte, Marcia Salas, artista visual, presentó datos acerca de la desigual representación de mujeres y hombres artistas en los diferentes ámbitos culturales y destacó que, a pesar del alto número de mujeres en carreras artísticas, sólo el 19’3% de los premios nacionales de Cultura Magón han sido entregados a mujeres.

El evento además contó con la experiencia personal de Man Yu, artista visual, quien compartió su vivencia de la discriminación que ha tenido que enfrentar en su condición de mujer, la cual la llevó a tomar decisiones activas sobre su feminidad y la imagen que proyecta, actualmente bastante andrógena, pero hace 15 años, muy femenina.

La actividad finalizó con intervenciones del resto de participantes, quienes expusieron experiencias y necesidades específicas en su calidad de artista en relación a los derechos económicos, sociales y de autora.

Anuncios