LAS MUERTES QUE NO CUENTAN

El promedio diario supera los 6 asesinatos.

Por Vicente Calderón

Tijuana, martes 24 de julio de 2018.

 

Las noticias no alcanzan a contar la muerte.

Al menos en nuestra ciudad, no alcanzamos ni a contar los muertos.

El pasado 9 de julio la prensa local informaba de  un ataque armado en el que murieron dos personas y dos más resultaron heridas.

El crimen logró captar la atención temporalmente porque entre las victimas estaba un oficial de la policía. El agente era propietario del sencillo negocio hasta donde llegaron los criminales y descargaronsus armas.

Esta tragedia, tuvo eco al día siguiente porque el Secretario de Seguridad Pública Municipal, Marco Sotomayor, no tuvo más remedio que responder a algunas preguntas de un pequeño grupo de reporteros que acudieron a la convocatoria que la dependencia había hecho el día anterior y previo al ataque en la colonia 10 de mayo.

El objetivo del funcionario era hablar de la reducción de los índices delictivos.

Las respuestas fueron en términos muy generales.

Con todo y que era uno de sus compañeros, no mereció mayor atención que cualquier otro de las decenas de homicidios que se registran semana en Tijuana.

Ahora las autoridades investigadoras han confirmado que no fueron dos los asesinados, sino tres.

No fue iniciativa de la autoridad, sino insistencia de la prensa.

Ahora sabemos que al menos uno de los dos lesionados que reportaron esa noche, no sobrevivió.

No sabemos qué tan grave estaba el otro herido o cómo evolucionó.

Además del policía Edgar Ríos Verdugo asesinaron también a Alexis Jovanny  Rangel  Ruíz y a Luis Fernando Camacho Ruíz.

Las autoridades no aportaron más datos sobre estas personas.

Muchos medios locales se enfocaron en los nuevo crímenes que se

sumaron a la lista trágica de la ciudad y la noticia del múltiple crimen quedó sepultada por los nuevos asesinatos.

Lo que pasa en Tijuana, con más de 1300 homicidios en poco más de medio año,  no es estadística, es un verdadera tragedia y  mal contada.

 

Anuncios