SOSPECHAN NARCOMENUDEO EN ASESINATO DE POLICÍA

Foto: vía Facebook.

Edgar Ríos Verdugo fue asesinado junto a otra persona.

 

Por Vicente Calderón

Tijuana, jueves 19 de julio de 2018.

 

El asesinato de un policía municipal en el este de la ciudad puede ser resultado de un conflicto entre vendedores de drogas de acuerdo a la investigación preliminar de las autoridades.

Edgar Ríos Verdugo de 44 años era un oficial activo de la corporación de Tijuana desde el 26 de octubre de 1999 según información de la Secretaría de Seguridad Pública.

Ríos Verdugo fue ultimado de varios balazos junto con al menos otra persona que estaba en una pequeña tienda en la colonia 10 de mayo el pasado 9 de julio.

El negocio era propiedad del oficial al que algunos conocían por el mote de “Wicho”, según las investigaciones. La otra victima mortal no ha sido identificada públicamente por las autoridades.

“Las primeras entrevistas hacen referencias a que la esposa estaba encargada de la negociación de los abarrotes y de las maquinitas todo parece indicar que al igual que el propio policía municipal” dijo Jorge Alvarez, subprocurador de justicia en Tijuana.

Aunque aún hay muchas dudas sobre el múltiple crimen – donde también hubo dos personas más que resultaron heridas- los detectives sospechan de la venta de narcóticos.

“La línea de investigación que se tiene o con las preguntas que hacen los que agreden a estas personas, buscaban a alguna persona en particular y hacen referencia en lo particular si ( sic) ahí se vendía algún tipo de estupefaciente” abundó el subprocurador Álvarez.

La misma noche del ataque, policías municipales detuvieron a una persona armada que está sujeta a proceso judicial por este crimen.

Pero aun no se ha informado sobre otros participantes en la agresión.

Una de las primeras versiones tras el ataque hablaba de que el oficial Ríos Verdugo habría intervenido en el pleito entre los asesinos y sus victimas.

Esta especie se difundió incluso en diarios de otras entidades usando información de medios como el semanario Zeta.

Agente fue asesinado al intentar detener una riña” fue el encabezado del diario El Debate de Culiacán usando datos de publicaciones fronterizas.

Pero extraoficialmente se sabe que los detectives cuentan con elementos para pensar que el finado agente conocía a su agresor, quien llegó preguntando por “el de los globos”

“Los homicidios que hemos tenido las últimas semanas, siempre están relacionados el tema de venta de drogas con las maquinitas  tragamoneda” comentó el subprocurador  Álvarez.

Las maquinas “tragamonedas” o “minicasinos” son ilegales.

La mañana siguiente al mortal ataque el Secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Marco Sotomayor realizó una conferencia de prensa para hablar de la disminución de los delitos en la ciudad.

A la reunión había convocado desde el día anterior y a pregunta de los reporteros contestó que el oficial asesinado  no tenía antecedentes negativos y que estaba de vacaciones. Se encontraba asignado a la delegación de la Presa.

Un día después, Mario Martínez el director de la policía municipal reiteró esta información a Tijuanapress.com.

“Se revisó su expediente y lo tiene limpio” dijo Martínez, pero respondió que no estaba en servicio y que estaban analizando si le rendirían honores a su compañero.

Al final la Secretaría no hizo guardia de honor, ni balas de salva ni participó en el cortejo.

Familiares y amigos realizaron los honores fúnebres del oficial que sirvió casi 20 años en la corporación. Le sobreviven su esposa y dos hijas.

El juicio de su asesino -que podría aportar más datos para conocer la verdad sobre este crimen- apenas comienza.

Siguen prófugos sus cómplices incluyendo el autor intelectual.

Este año han sido asesinados al menos 4 oficiales de la policía de Tijuana.

La Secretaría enfatizó que los cuatro murieron fuera de servicio.

Desde el año pasado las agresiones a policías de distintas corporaciones se han incrementado en Baja California. La mayoría continúan en la impunidad.

Anuncios