EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

En TJ, impunes 99% de abusos y 100% de acosos.

Por Gerardo Fragoso M.

 

Lo que va a leer es una historia fuerte, pero que es necesario contar.

Cristina tiene 19 años. Llegó a Baja California, procedente del occidente mexicano, traída por su familia, que buscaba un mejor porvenir, como tantas otras.

Sus ojos apuntan al vacío cuando me relata su historia.

“Desde chica, abusaron de mí”, expresa.

Un tío, en particular, frecuentaba su casa. En las primeras ocasiones, le decía que fueran a jugar. Pero la intención lúdica se trastornó en macabra.

“Mientras jugábamos, me ponía todo tipo de pornografía”, recuerda.

La situación fue a peor: “Me tocaba mucho y, cuando nos encerrábamos, me ponía de ‘perrito’, me quitaba mi short y ya ni por enfrente, era como que me la quería meter por atrás”.

– ¿Por qué no denunciaste al cerdo ese?

– “Yo no quería que la gente señalara a mi familia, que dijeran que era mi culpa”.

Varios años después, confesó el calvario a su familia, pero nada pasó. No hubo denuncia contra su abusador.

Y Cristina sabe que ha intentado ultrajar a otras.

Luego, añade: “Ya me han dicho ‘te llevamos con un psicólogo. Y si quedaste dañada, pues te ayuda en algo”.

– Pero eso nunca va a sanar, mientras tú no lo veas pagando

– “Pero también haría sufrir a mi abuela. Y es lo que yo no quiero”.

Quisiera decirle a Cristina que confíe en las autoridades, pero las propias cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado, las oficiales, demuestran que, lo más probable, es que su abuela sufriera en balde.

De 2007 a la fecha, apenas el 0.32% de las 920 denuncias por acoso sexual fueron judicializadas. En esos 11 años, ninguna de las presentadas en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito.

Durante ese mismo lapso, solamente se judicializó el 4% de las 13 mil 152 denuncias por abuso sexual, cifra que baja al 1% en Tijuana.

Y de las 13,076 denuncias por violación, solamente se ha judicializado el 4%, número que desciende al 2% en Tijuana.

El caso de Cristina, que vio truncados sus estudios, que debe trabajar para ayudar a su familia, no le interesa a ningún medio, a diferencia de las famosas mexicanas que han utilizado algo tan serio como la denuncia de un crimen, para atraer reflectores y dinero.

Denuncias por violación, acoso** y abuso sexual por municipio y porcentaje que fue judicializado (2007-2017)

Municipio Acoso** Abuso Violación

Rosarito 34 – 0% 319 – 14% 275 – 9%

Tecate 35 – 0% 440 – 8% 365 – 9%

Ensenada 143 – 1% 2,649 – 4% 2,058 – 4%

Mexicali 207 – 1% 2,821 – 9% 3,308 – 7%

Tijuana 501 – 0% 6,923 – 1% 7,070 – 2%

Todos 920 – 0.32% 13,152 – 4% 13,076 – 4%

**Tipificado como hostigamiento sexual

Pronósticos: Ayer y antier, respectivamente, se publicaron dos nuevas encuestas sobre las intenciones de voto para las elecciones presidenciales del 1 de julio, una de Suasor por El Heraldo de México y otra de Massive Caller. Ambas coincidieron en un ascenso de AMLO.

Suasor y El Heraldo siempre han estado favoreciendo al candidato oficial, así que debe leerse así su encuesta. La de Massive se ve mucho más real.

Los resultados son los siguientes:

Encuesta AMLO Anaya Meade Otros

Massive 40% 31% 17% 12%

El Heraldo 36% 27% 30% 7%

Carta: Imposible no estar de acuerdo con la misiva que 58 intelectuales le dirigieron, vía Nexos y Letras Libres, a EPN.

Imposible no apoyar estas líneas: “El uso de la Procuraduría General de la República para perseguir a un líder de la oposición (Ricardo Anaya), pone a México junto a países con regímenes autoritarios y democracias totalmente disfuncionales”.

Imposible no reconocer la credibilidad de algunos abajofirmantes, como Jacqueline Peschard o Juan Pardinas.

Y también imposible no reconocer el cariz salinista de muchos, muchos de esos abajofirmantes, con todo y su apellido de pedigrí: Héctor Aguilar Camín, los Castañeda –Jorge Germán y Jorge Andrés–, Carlos Elizondo, Fernando Gómez-Mont, Claudio X. González Guajardo, Esteban Illades, Enrique Krauze, Francisco Martín Moreno, Ángeles Mastretta, Héctor de Mauleón, María Elena Morera, Valeria Moy, Rafael Pérez Gay, Federico Reyes Heroles, Macario Schettino y José Woldenberg, entre otros.

Y metidos ahí, los Gastones Luken, padre e hijo.

Y dicen que las élites no están divididas. No, qué va.

Comentarios: gerfragoso@gmail.com

Twitter: @gerardofragosom

Anuncios