EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

 

Por Gerardo Fragoso.

Tijuana, martes 26 de julio de 2016.

 

Mentiras

Ya es costumbre que la presente administración federal cometa marfiladas de un calado tan supino como estólido.

La última es el intento fallido, por burdo, de maquillar las condiciones socioeconómicas de nuestro país.

Tal estrategia se veía venir desde que el grupo afín al secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, luchó por colocar a uno de los suyos al frente del Inegi: Julio Alfonso Santaella Castell.

¿Para qué otra cosa podían querer a un incondicional ahí, si no era para modificar, trucar, amañar, las cifras que emite dicha instancia, relacionadas con variables como empleo, crecimiento económico y pobreza?

A este gobierno se le ha vuelto costumbre manipular y mentir, así, en seco, e insistir en que dice la verdad, como método para, supuestamente, aplacar o convencer a la opinión pública.

Y, por ello, precisamente, la opinión pública no se ha aplacado en forma alguna, y cada vez cree menos en el gobierno de la república.

Para entender el tamaño de mentira que han resultado las mediciones del Inegi en torno a la pobreza –mismas que han sido rechazadas, en un elemental acto de ética, vergüenza y honestidad por el Coneval-, me remito a lo señalado por dos expertos: Enrique Cárdenas Sánchez, economista del ITAM y ex rector de la Universidad de las Américas, así como Sandra Martínez Aguilar, colega del primero, pero en la UNAM.

Cárdenas refiere que, si a los datos ‘cuchareados’ del Inegi se les aplicaran las fórmulas del Coneval, significaría que la pobreza extrema disminuyó 3.7% en un solo año, y que México avanzó en el coeficiente de Gini de 0.503 a 0.472 en dos; irónico, el académico señala que si nuestro país tuviera dos años de mejora como los pinta el Inegi, en ese lapso tendríamos la misma igualdad que los Estados Unidos.

Martínez, por su parte, asevera que el incremento de 30% en los ingresos de los más pobres, en un solo año, es imposible; y añade que no es la única cifra amañada por el gobierno federal, pues la reforma constitucional de 2014 para elevar la edad mínima para trabajar a los 15 años, dejó fuera a 2 millones de niños que estaban buscando ocupación, lo cual redujo, por lógica, el desempleo.

El gobierno federal debe entender que ya no vivimos en los años setentas, y que hoy, por la diversidad y amplitud en las fuertes de información, los ciudadanos tenemos un tamiz mucho más fino para calificar la veracidad de las cifras oficiales.

DESIGUALDAD: Sorprende ver, de acuerdo a los referidos datos del Inegi, que Baja California tenga una desigualdad mayor a la de Jalisco, Veracruz, Guanajuato o el Estado de México.

La desigualdad en nuestra entidad es de 16.5 veces entre los ingresos del primer y el último decil, mientras que en los otros tres estados es de 16.1, 15.3, 15.5 y 14.5, respectivamente.

Ni compararnos con el primer lugar, Chihuahua, cuya diferencia es de únicamente 7.7 veces.

Nuestros pobres lo son en mayor grado que aquellos residentes en las principales entidades. Los ingresos promedio mensuales del primer decil bajacaliforniano son de 3 mil 456 pesos; mientras tanto, los del primer decil en la Ciudad de México son de 4 mil 544, y en Querétaro de 4 mil 053.

Y los ricos también lloran. El decil queretano más rico gana 67 mil 135 pesos al mes, el de la Ciudad de México obtiene 70 mil 337, y el de Nuevo León alcanza los 77 mil 696; en contraste, el bajacaliforniano obtiene 57 mil 014.

Los ingresos se colocan sobre la mesa como un reflejo de la IED. Querétaro, Chihuahua, Nuevo León, captan más que nosotros en ambos rubros.

Pobre realidad financiera la nuestra, cuando los alquileres en Tijuana emulan a San Diego hasta en los dólares, cuando el costo de las gasolinas resulta espejo del que se tiene en la Ciudad de México o Querétaro, pero nuestros ingresos son similares a los de Tlaxcala.

REAL POLITIK: Si lo pusieron en ese cargo, no fue por bueno para hacer contenidos, sino porque llevaba la cuenta del gobierno estatal.

Comentarios: gerfragoso@gmail.com

Twitter: @gerardofragosom

Anuncios