«RECOMENDADOS» ORIGEN DE LA DISPUTA EN LA PDHBC

Fue la explicación de Procurador a Diputados.

 

Por Eliud Ávalos

Tijuana, 24 de junio de 2014.

El procurador de derechos humanos de Baja California, Arnulfo de León Lavenant, compareció ante la comisión de hacienda del Congreso del Estado para responder a las acusaciones de despido injustificado en perjuicio de 57 ex trabajadores.

El mismo lunes se le cuestionó sobre la transferencia de más de 900 mil pesos  a su cuenta personal, bajo el concepto de gastos por comprobar y préstamos personales en 2013.

Ahí estuvieron presentes los ex trabajadores de la PDH  y mostraron pancartas con leyendas como: Violador de Derechos Humanos, Nepotista, Arnulfo Lacra. En medio de todo, la presidenta de la comisión  de hacienda, Rosalba López Regalado, cuestionó al procurador en cada uno de estos temas y el ombudsman señaló que los gastos responden a la modificación de oficinas.

“Los servicios no se pararon, usé mi tarjeta, pagué los intereses con eso, por eso me reembolsaron,  por eso me transferían dinero a mí, yo también tengo prestaciones, es dentro de la ley”, justificó.

El procurador fue increpado por los asistentes en varias ocasiones y durante esta explicación, se escuchó una voz entre los asistentes que lo tachó de “romántico mentiroso”.

Más adelante la presidenta de la comisión de hacienda, Rosalba López Regalado, tomó la voz y dijo que ante la gravedad de las denuncias en su contra, era necesario destacar lo que se establece en el artículo tercero de la misma PDH, es decir, que es un organismo de autonomía plena presupuestaria y reglamentaria y que el artículo cuarto, párrafo segundo refiere que para efectos de la autonomía presupuestaria, la PDH ejercerá libremente el presupuesto, pero agrega que deberá ser aprobado por el Congreso y sujetándose a las fiscalizaciones.

Con este contexto le pidió que precisara la cantidad de empleados que recibió, cuántos han sido retirados y de cuántos tiene demanda, porque, aclaró, “si procede la demanda es porque fueron retirados de forma injustificada”

Le advirtió que si no hay una justificación para los despidos, él es responsable de que se cubra el pago total, no el Congreso. También le pidió el estado de cuenta del millón y medio que se le dio para el finiquito de lo que piden los demandantes.

El ombudsman dijo que todo empezó con los 9 recomendados que según él le impusieron. Señaló que el quebranto se dio por la confianza en los diputados anteriores, que se confió y que al no haber recursos los despidió.

Ante ello López Regalado le cuestionó que si no contaba con el presupuesto para finiquitar, por qué siguió despidiendo gente de los puestos.

Lavenant insistió con su argumento del cambio de administración y que muchos no se ajustaron a la filosofía, por lo que fue increpado nuevamente por los asistentes quienes señalaban que son mentiras. Finalmente dijo que los despedidos fueron unos 56, y que con el millón y medio fueron finiquitados quienes accedieron a  negociar, y que quedan 17 que piden sumas altas.

“Tenemos conocimiento de que después de ese millón y medio usted ha seguido retirando empleados, cómo piensa pagarles” cuestionó López Regalado.

Al respecto De León Lavenant dijo que si hay un error lo reconoce, pero que ha sido en aras de servir y pidió una auditoría. López Regalado dijo que claro que se hará una auditoría.

“No porque al capricho de alguien, o que la gente no le funcione se hará un cargo al erario público”, sentenció.

Lavenant insistió en que no es posible que se pidan 600 mil, 500 mil o 400 mil pesos, porque eso es dinero del pueblo y hay que cuidarlo.

“No podemos finiquitar con un monto así, sin embargo, si este honorable congreso nos ayuda a impulsar ante el ejecutivo que nos den ese recurso, pagamos con mucho gusto, que hemos sido omisos en algunos pagos claro, no hemos pagado el Issstecali pero tenemos un convenio, se le debe un mínimo, tenemos un convenio con hacienda. El  quebranto es porque nunca se nos proveyó el recurso para finiquitar, eso es todo, no hay ningún problema. Me encantó cuando dijeron que iba a ser público para que sepan por qué no les hemos pagado y sepan justamente por qué no se les ha pagado”.

Atrás se escuchó una voz que decía, “no es cierto nada de lo que dice”.

Mientras seguía con su explicación y detallaba que tenían oficinas funcionales y que eso los obligó a contratar personas para sacar adelante el trabajo, fue interrumpido por uno de los asistentes que señaló que eran personas corruptas e ineptas.

La diputada le reviró diciendo que él debió prever la situación y ajustarse al presupuesto que se le asignó, y que por lo tanto es su responsabilidad lo que hasta ahora prevalece.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: