DEPORTADOS SECUESTRABAN MIGRANTES

Cobraban a sus parientes y los mataban.

Por Vicente Calderón

Tijuana, jueves 24 de abril de 2014

 

Estos hombres fueron detenidos por las autoridades de Baja California acusados de secuestrar migrantes en Tijuana…

 

Se trata de Gerardo Cervantes Díaz, (a) «el gera%92%92 de 32 años; Manuel Alberto Gómez Paulino, (a) «el chaparro%92%92, de 33 años; Francisco Saúl Rocha Gómez, (a) «el chilango%92%92, de 24 años; Kenneth William Hooper, (a) «el kenny%92%92 de 34 años, y Heriberto González Paredes, (a) «el ruso%92%92, de 32 años.

El Coordinador de la unidad contra delincuencia organizada de la Procuraduría estatal de justicia, Miguel Ángel Guerrero informó que enganchaban a sus victimas en zonas donde se negocia el trafico de personas.

«Tienen contacto con los migrantes que llegan a la ciudad, <el bordo>, en la zona norte de la ciudad», aseguró mientras mencionaba que todos los detenidos son adictos a la metanfetamina y la heroína.

Ofrecían a cruzar a la gente ilegalmente a la Unión americana pero los plagiaban y llamaban a sus parientes

«Les cobraban la cantidad de 5 mil a 6 mil dólares para una vez que cobraban las cantidades en los Estados Unidos a sus familiares privarlos de la vida» agregó Guerrero Castro

Al exhibirlos ante la prensa la Procuraduría estatal informó que los cuerpos descuartizados de sus victimas eran metidos en maletas y abandonados en la calle.

Mostraron la foto de  Guillermo Ricardo Lozano Villalvazo alias el Flaco, uno de los integrantes de la banda que está prófugo.

Este sujeto ya había sido detenido por la policía municipal pero misteriosamente se escapó de la patrullas de la policía municipal.

La Sindicatura municipal investiga la fuga pero Javier Durán, director de Responsabilidades de la dependencia del XXI Ayuntamiento se negó a ahondar en el tema.

Además de los tres migrantes asesinados, mataron a dos de sus cómplices uno de los cuales intentó salir de la pandilla.
Otro por un error al vigilar a unos de los migrantes secuestrados.

«Estaba encargado de vigilar a un grupo de indocumentados, y en un descuido éstos lograron escapar»
En uno de los asesinatos dejaron un mensaje con amenazas contra la policía con la intención de confundir a los investigadores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: