DEPORTADOS QUIEREN QUEDARSE EN TIJUANA

Afirma asesor de derechos humanos del gobernador.

Por Eliud Ávalos Matías

Tijuana, sábado 5 de abril de 2014.

 

Ya hay un acuerdo con las autoridades de Tijuana, Tecate y Mexicali para empezar a sancionar a policías que detengan a personas por el sólo hecho de no traer identificación, dio a conocer José Luis Pérez Canchola, asesor comisionado en derechos humanos del gobierno del estado.

Dijo que ese tipo de abusos persisten en contra de los migrantes deportados, los cuales son víctimas de extorsión.

“En muchos casos los detienen porque no tienen identificación, los llevan a juez cívico y esto va en contra de los acuerdos que hay en términos de respeto a los derechos de los migrantes”.

Apuntó que en el tema de los apoyos para ofrecer empleo a migrantes, las cámaras ya ofrecieron más de 1000 puestos, aunque señaló que la principal preocupación es la falta de atención médica, alimentación y hospedaje, debido a que ya son insuficientes los albergues que hay y muy pocos quieren regresar a sus lugares de origen.

De los indigentes de la canalización comentó que según la estadística de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y del Colegio de la Frontera Norte (Colef) hay un universo cercano a los mil 200 habitantes de la zona del canal.

“El informe que se presentó hace unos días refiere que se canalizó a 800 a centros psiquiátricos y la mayoría a centros de rehabilitación por adicciones. Muy pocos han  manifestado su interés por regresar a sus lugares de origen. Es un problema muy complejo porque siguen llegando deportados por Tijuana y Mexicali, y tanto autoridades como las ONG´s deben estar preparados para recibirlos o los abusos van  a continuar”.

Destacó que la situación debe atenderse de forma integral con programas de salud, alimentación, hospedaje y empleo o la ciudad sufrirá los efectos de una migración sin orden.

Recordó que después de las visitas recientes tanto del presidente Enrique Peña Nieto como de la secretaria de desarrollo social, Rosario Robles Berlanga, se autorizaron 850 millones para Baja California.

“Es para migración, pero hay  que vigilar que ese fondo se entregue oportuna y debidamente para que llegue a quien lo necesita. Dinero hay, pero es cuestión de que se coordinen los tres municipios fronterizos con el estado para atender ese asunto”.

Dijo que hay que apoyar a los que quieran regresar y los que deseen quedarse necesitan un programa de empleo aunque sea temporal.

“Pero no se les puede dejar en las calles porque corres el riesgo de que o sean víctimas del delito, o ellos lo cometan para sobrevivir y eso afecta a la ciudad. Hay autoridades que los culpan por la incidencia delictiva, por robos. La población del canal es difícil, hay mucha adicción a las drogas y hay mucha compra-venta de drogas, deben entrar varias autoridades para resolver el asunto porque cuando lleguen más deportados se va a repetir la historia”.

Añadió que el centro y la zona norte ocupan el primer lugar en el estado en incidencia de robos, y para algunas autoridades es fácil decir que son los migrantes.

“Relacionar la delincuencia con la migración es falso”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: