POLITICA PARA DEPORTADOS ES INADECUADA

Asegura académico del COLEF

 

Por Daniel Ángel

Tijuana, 5 de enero 2013

 El sello de la política migratoria de Barack Obama ha sido la separación de familias por la deportación, afirmó el presidente del Colegio de la Frontera Norte, Tonatiuh Guillén.

«Está deportando cada vez a personas que ya residían por largo tiempo en Estados Unidos, entonces cuando tienes deportaciones con este perfil el efecto es dramático», resaltó.

Además, continuó, los vínculos con México de esas personas que tenían años viviendo en el país del norte se vuelven muy débiles o de plano dejan de existir.

«No es lo mismo que deportes a alguien que estaba en la línea, que estaba entrando, a alguien que lo detuviste con 30 años y familia», volvió.

A decir del presidente del Colef, «buena parte» de los deportados con ese perfil están llegando a esta ciudad emocionalmente quebrados, sin dinero, sin identificación, y en ocasiones sin manera de comunicarse con su familia.

Para Tonatiuh Guillén, la muestra más grave de esta circunstancia está en la canalización del río donde habitan cientos de personas como indigentes.

«A México nos agarró todo este cambio con las manos en la puerta, no tenemos manera de reaccionar», aseguró.

Destacó que anteriormente el problema a resolver con los migrantes deportados era el retorno a casa, pero hoy esa casa no está al sur de México sino en el país al que no pueden entrar.

«De por sí las políticas de atención a la deportación siempre fueron mínimas, y con este perfil no únicamente son mínimas sino inadecuadas», remató el presidente del Colegio de la Frontera Norte.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: