NEGOCIO DE MILITARES

Por Vicente Calderón
Tijuana, 21 de mayo de 2010

Las autoridades civiles quisieron restar importancia al
incidente en que más de una docenas de personas
fueron interrogadas y aseguradas momentaneamente
el jueves por la mañana, frente a Plaza Patria.

Ahora se sabe que la agencia de seguridad privada
en la que dijeron trabajar, es propiedad de un militar
y que soldados de alto rango intervinieron para que
el asunto no pasara a mayores, llamando a los
responsables de la Procuraduría.

«Tal vez son de inteligencia militar» dijo un policía que
pidió el anonimato por no estar autorizado a hacer
declaraciones.

Aparentemente algunos de los militares que portaban
sus «discretos» sistemas de comunicación (como los
usados por el estado mayor presidencial o el servicio
secreto norteamericano), dijeron que se entrenaban
para dar protección a funcionarios.

Como le informó oportunamente Tijuanapress.com,
una gran movilización policíaca ocurrió cerca de las
11 de la mañana, cuando del interior del centro
comercial reportaron la presencia de gente armada
y sospechosa.

Cuando llegaron agentes de diversas corporaciones,
encontraron a varios sujetos a los que describieron
como «de apariencia militar» distribuidos en las afueras
del lugar. Al interrogarlos cayeron en contradicciones.
Algunos dijeron que eran militares, y otros que lo
habían sido.

La explicación que dieron las autoridades, solo de
manera extraoficial, es que los sujetos estaban
realizando un simulacro, pero del cual no avisaron y
cuando los vieron los locatarios se asustaron y la
policía no sabía nada.

Además, en el interior de Plaza Patria hay una oficina
perteneciente a la Procuraduría de justicia estatal y una
sucursal de Banjército, por lo que en un principio dijeron
que los militares uniformados que se vieron en el lugar
no tenían nada que ver con el incidente.

Muchos pusieron en duda la versión de que
fuera «inteligencia militar».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: