AMPLIAN EXCENCION DE PASAPORTES

Por Leonardo Ortiz y Vicente Calderón
Tijuana, 27 de marzo de 2010

A pesar de que en la frontera norte, no era obligatorio el presentar un pasaporte para ingresar a territorio mexicano, el gobierno estatal ve con buenos ojos, el que la misma medida se haya extendido al resto del país.

José Guadalupe Osuna Millán, mandatario de Baja California dijo que la liberación de la solicitud de pasaporte es «una medida acertada y correcta del presidente de la república».

Recientes cambios en la ley mexicana, hacían obligatorio, que cualquier extranjero que ingresara al país, mostrara su pasaporte. En la franja fronteriza del norte, ciudades como Tijuana y el estado de Baja California entre otros, se inconformaron con la medida
que venía a afectar la ya de por sí precaria industria turística de la región.

Debido a esto se logró que en la zona norte no se aplicara esta disposición, pero durante una reunión donde participó el presidente Calderón se determinó que la excepció se extendería otros destinos turísticos del país, según explicó Osuna Millán.

El sector turismo se ha visto fuertemente golpeado en Baja California, desde los ataques del 11 de septiembre en Nueva York, que provocaron el cierre temporal de la frontera, y el temor de muchos norteamericanos a salir de su país.

Problemas posteriores como el incremento en la violencia vinculada con el narcotráfico en México, la recesión económica en Estados Unidos y el brote de la influenza porcina en 2009, han seguido inhibiendo las visitas de los extranjeros, principalmente norteamericanos a Tijuana.

El problema de las largas filas para ingresar a Estados Unidos también ha sido un perjuicio para los prestadores de servicios turisticos de Tijuana.

Cuando se anunció el cambio en la ley mexicana, que imponía la necesidad de un pasaporte para viajar a México, empresarios del ramo y autoridades locales y estatales empezaron gestiones para que se modificara la disposición, pues consideraron que los
norteamericanos, preferirían viajar a otro lado, donde no hubiera tales requisitos, que por muchos años no existieron en Baja California.

El mes pasado,el presidente municipal de Rosarito, dijo que a pesar de los cambios, la medida llegó a afectar a los servidores turisticos de su ciudad, pues los norteamericanos se enteraron de la exigencia del pasaporte y no de la excepción en la frontera norte.

La ley mexicana establece que cualquier visitante que venga por un periodo menor a 3 días o que no se interne más allá de la zona considerada fronteriza, no requiere realizar ningún trámite.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: