SIN PISTAS DE FAMILIA MCSTAY

Por Vicente Calderón
Tijuana, 20 de febrero de 2010

Las autoridades siguen sin pistas, sobre el paradero de una familia residente de San Diego, desaparecida desde el 4 de febrero.

El agente de enlace de las Procuraduría de justicia de California Val Jiménez, comentó a Tijuanapress.com que el caso es investigado por el departamento del Sheriff de San Diego, pero que hay cooperación de el resto de las agencias policíacas de ambos lados de la frontera.

Se trata de Joseph Bryan McStay, su esposa Summer McStay y sus hijos Gianni de 4 años y Joseph de 3.

Las autoridades de Baja California auxilian a sus contrapartes norteamericanas en la investigación, ante la sospecha de que pudieran haber cruzado la frontera a Tijuana. No hay ninguna evidencia de que lo hayan hecho, pero el descubrimiento del
vehículo de la familia fue encontrado en un estacionamiento de San Ysidro, frecuentemente usado por visitantes norteamericanos que los dejan en territorio de San Diego y pasan la frontera a pie.

Los McStay son residentes de la comunidad de Bonsall, California, a unas 90 millas de la frontera. Joseph es propietario de una compañía que diseña fuentes y cascadas artificales para patios y jardines.

La última vez que se supo de ellos fue el 4 de febrero. El 15 de este mes, un familiar se comunicó con las autoridades y estas iniciaron la investigación, llendo a la casa ubicada en la calle Avocado Vista Lane y marcada con el número 3473.

La casa estaba cerrada y los perros de la familia estaban abandonados, pero no hallaron señas que indicaran algún ilícito.

Jesús Quiñonez, responsable de enlace de la Procuraduría justicia de Baja California informó que ya se verificó con la oficina para el desarrollo integral de la familia DIF. por si los niños hubieran llegado ahí pero el resultado fue negativo.

La Sra. McStay es colombiana y también ha usado el nombre de Lisa Aranda Martelli, según establece el boletín de, Sheriff de San Diego en el que distribuyeron sus fotos y solicitan datos para localizarlos.

Quiñones explicó que también se ha checado con hospitales, delegaciones policiacas y el forense pero tampoco han encontrado nada.

Comentó que ya están notificados oficiales en aeropuerto y central camionera por si llegaran a pasar por algún filtro migratorio.

Pero insistió en que lo único que hace suponer que podrían haber cruzado la frontera, es el hecho de que dejara su carro, que no tiene indicios de violencia, en un estacionamiento de San Ysidro, muy cerca de la entrada a México.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: