Controversia en el T-MEC o USMCA

Alejandro Díaz-Bautista.

Investigador del COLEF.

“México solicita consultas con los Estados Unidos sobre las normas de origen automotrices en el marco del acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá conocido como T-MEC o USMCA”, señaló el doctor Alejandro Díaz-Bautista, Profesor Investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef) y Economista Internacional.

Estados Unidos sigue comprometido con la plena implementación del T-MEC o USMCA, incluyendo las fuertes reglas de origen y la importante reforma de México en materia laboral. Estados Unidos tiene un gran compromiso por crear una economía más fuerte, más competitiva y resiliente en Norteamérica durante 2021 y en los siguientes años.

El Gobierno de México solicitó la celebración de consultas con los Estados Unidos en el marco del Acuerdo México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC o USMCA) con el fin de evitar o resolver una posible disputa con respecto a las reglas de origen del Acuerdo para productos automotrices.

Ambos gobiernos tendrán 75 días para solucionar la controversia en la etapa de consulta. Si ambas partes no alcanzan un acuerdo que las satisfaga, México podrá solicitar la creación de un panel que resuelva el tema sobre las normas de origen automotrices en el marco del tratado. Estados Unidos y México han mantenido consultas informales sobre este tema a nivel político y técnico, pero no han logrado llegar a una interpretación consensuada.

México ahora solicita consultas formales en el marco del mecanismo de solución de controversias entre estados del T-MEC o USMCA para resolver el asunto. Si los dos gobiernos no pueden resolver el asunto a través de consultas formales, un panel independiente se reunirá de acuerdo con el Capítulo 31 del T-MEC o USMCA para escuchar la disputa y potencialmente autorizar la imposición de contramedidas, en caso de que se encuentre una violación.

El Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC o USMCA) advierte que para que un vehículo sea considerado originario de la región y no pague aranceles debe cumplir con un Valor de Contenido Regional (VCR) de 75 por ciento.

Para alcanzar esta meta, México y Canadá consideran que se puede redondear el 75 por ciento de las partes esenciales como motores y transmisiones, hasta 100 por ciento para lograr cumplir con los requerimientos. Con la entrada en vigor del TMEC en julio de 2020 se estableció que los vehículos deberían cumplir con 66 por ciento del VCR, para el 1 de enero de 2021 se incrementa a 69 por ciento, en enero de 2022 se incrementa a 72 por ciento y para enero de 2023 se incrementa al 75 por ciento del VCR.

El sector automotriz se encuentra en un proceso de recuperación económica luego de que el paro de actividades ocasionada por la pandemia del Covid-19 desde la segunda quincena de marzo y hasta el uno de junio de 2020, generó la caída de 24.2 por ciento en su Producto Interno Bruto (PIB) durante el segundo trimestre de 2020, comparado con el trimestre anterior.

México ha identificado una posición divergente entre los gobiernos con relación a la interpretación de las disposiciones sobre reglas de origen para el sector automotriz. México apunta a metodologías alternativas contempladas dentro del tratado para calcular valor de contenido regional (VCR), que debe ser de 75 por ciento para vehículos de pasajeros y camiones ligeros.

Las reglas de origen, especialmente en la integrada en el apéndice al anexo 4-B establece que para que los vehículos puedan calificar como originarios se dará un incremento en el contenido regional automotriz de 62 por ciento a 75 por ciento.

Estados Unidos continuará con la plena y total implementación del T-MEC o USMCA, incluso en el área automotriz, donde México ha expresado sus preocupaciones al Gobierno estadounidense por existir diferentes interpretaciones.

Ante la posibilidad de ir a un panel de solución de controversias con Estados Unidos por la malinterpretación en reglas de origen del sector automotriz, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió al empresariado mexicano prepararse por la defensa de la industria que es el motor de crecimiento de la economía mexicana y las exportaciones.

El CCE entabló conversaciones con su contraparte estadounidense y las automotrices que operan en ese país, quienes coinciden con la postura mexicana y canadiense en el acuerdo del T-MEC, que determina el aumento progresivo en la regla de origen de las partes esenciales de los vehículos hasta 75% será equivalente al 100% del contenido regional.

El sector automotriz es clave en el plan de infraestructura de los Estados Unidos, conocido como “Reconstruir Mejor”, que tendría impactos positivos en el empleo con una industria automotriz que busca fortalecer su estrategia de mejorar las cadenas de suministro.

La industria automotriz estadounidense está apostando en incrementar la inversión de Estados Unidos y a su vez impactar en la creación de empleos durante 2021 y en los siguientes años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: