Haitianos varados en al frontera sufren por no poder ayudar a victimas del terremoto

Foto: UNICEF/Georges Harry Rouzier, vía Noticias ONU.

Melene Octave muestra con su teléfono como el terremoto afectó a su familia en Haití.

“Es la casa de mi mamá” dice mostrando su vivienda derrumbada.


Apenas habla unas cuantas palabras en español pero su preocupación por la nueva desgracia del sábado pasado es evidente. Aunque por fortuna su madre y su hermanito están bien.

Hace un mes llegó a Tijuana, a pesar de que ya tiene trabajo en un restaurante de comida haitiana no está en condiciones de ayudar a su familia.

“Nuestro hermano está sufriendo, eso duele, se duelen los demás” lamenta Reby Louissaint un migrante haitiano que acudió al restaurante.

Él está en situación similar. Llegó a la frontera buscando asilarse en Estados Unidos.

“Todo el haitiano que viene para acá quiere pedir el asilo para allá, es nuestro destino pero no es fácil, nosotros no tenemos una persona que nos defiende a nosotros” afirma.

Regularizó su estancia en México pero su tarjeta de refugiado expiró y no le permiten trabajar. Así no puede hacer mucho por sus paisanos en la isla.

¨En 2016 Tijuana se convirtió en ruta migratoria para los haitianos que entraban fácilmente a Estados Unidos gracias a una condición humanitaria otorgada precisamente a consecuencia del terremoto de 2010 que devastó su nación.¨

Cuando el gobierno de Barack Obama les suspendió ese beneficio muchos quedaron varados.

La situación se agravó con el cierre de la frontera en la administración Trump.

Algunos se instalaron en el campamento de El Chaparral.

Hamiltat Avril tiene una carpa ahí mientras espera el asilo

Tiene casi dos años en México y tiene un padecimiento que afecta sus rodillas. Su familia sobrevivió al terremoto

pero tiene parientes lesionados.

“Quiero sacar a mi familia de allá pero mira donde estoy,  no puedo para mí, imagínate para ellos, la situación es muy muy difícil”

Su angustia creció tras el asesinato de su presidente el mes pasado.

¨Están muy feas las cosas allá, una vergüenza… a veces… yo soy haitiana, es como que «me» no tiene un país en realidad por tanta cosa mala que está pasando¨

Ella como muchos otros haitianos se quejan de que Estados Unidos da preferencia a los solicitantes de otros países, mientras ellos tienen que esperar más tiempo por la misma oportunidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: