Otro contrato sospechoso del gobierno de Bonilla

En pleno inicio de la pandemia por COVID19, el gobierno de Baja California adjudicó un contrato millonario a Jorge Luis Bribiesca Alcolea, funcionario del gabinete de Jaime Bonilla Valdez.

A través del Instituto de Servicios de Salud Pública de Baja California (Isesalud), aprobó un convenio múltiple para que el servicio de alimentos de tres hospitales fuera otorgado por adjudicación directa a Brava Gastroindustria, empresa con solo un año de experiencia en el servicio de alimentación en hospitales, que no cuenta con registro como proveedor y tiene diferentes direcciones fiscales.

Esta firma pertenece a Bribiesca Alcolea, político joven, quien hasta octubre de 2020 fue subsecretario de administración de Oficialía Mayor del gobierno del estado de Baja California con Jaime Bonilla. 

Para dejar en manos del también ex diputado la proveeduría de alimentos en el Hospital Materno Infantil de Mexicali, Hospital General de Tecate y Hospital General de Playas de Rosarito, autoridades de Isesalud ignoraron el interés de otros proveedores interesados en otorgar ese servicio.

Por el contrato No. Isesalud-Servicio-Alimentación-Personas-HGPR-HGTE-HMI-275/2020, vigente de abril a diciembre de 2020, el funcionario facturó 9.1 millones de pesos, al tiempo que cobró un sueldo de 41 mil pesos como subsecretario de administración de Oficialía Mayor.

Este es un fragmento del reportaje «Funcionario de Baja California obtiene contratos millonarios al margen de la ley» reproducido con la autorización del autor.

Forma parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists, en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers en colaboración con la periodistas Isabel Mercado y Newsweek Baja California.

Puede leer el texto completo en haciendo en este enlace.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: