«Trump va a perder» dice investigador del COLEF

Lunes, Tijuana.

Foto: Arizonenses con Biden / Twitter

Entre la información que el Colegio de la frontera norte distribuyó en vísperas de la elección presidencial norteamericana, hubo un comentario que me llamó particularmente la atención.

Se trata de lo que calificaron como una «Reflexión» de uno de sus integrantes.

«Biden va a ganar la elección» dice en la grabación con la voz de José Andrés Sumano, investigador del Colef que acompaña el texto del correo electrónico que envía el área de comunicación de la institución federal.

«Trump va a perder y probablemente estaremos viéndolo enfrentar procesos legales en el futuro» dice Sumano, quien amablemente en el pasado ha compartido sus análisis de distintos temas con los seguidores de esta plataforma noticiosa, desde su sede en Coahuila.

Más abajo, puede escuchar los argumentos que llevan a Samano a esa conclusión.

Pero el comentario me recordó las declaraciones del fundador del COLEF hace 5 años.

Jorge Bustamente igual que mucha gente en Estados Unidos y en el mundo veían prácticamente como un hecho el triunfo de Hillary Clinton.

Por lo que en su discurso inicial en un foro de la Universidad de Tijuana anticipaba que la candidata demócrata ganaría la contienda, aún antes de que se conociera quien sería el candidato republicano.

Posteriormente fue menos contundente en su pronóstico pero volvió a expresar su confianza en el triunfo demócrata, sobre cualquiera de los entonces 8 precandidatos republicanos.

«Ninguno es tan conocido como es la Sra. Clinton, lo cual hace predecible que el próximo presidente de los Estados Unidos sea la Sra. Clinton que ocupe la Casa Blanca que ya ocupó su marido hace algunos años.

«Si gana la presidencia el partido demócrata que es lo más probable que la gane la Sra. Clinton» dijo quien fuera también Relator de la ONU para asuntos de migración.

Al final la Sra. Clinton obtuvo casi 3 millones de sufragios más que Donald Trump pero el voto popular no fue suficiente y Hillary Clinton perdió la presidencia en el Colegio electoral.

Hoy el escenario es muy similar y particularmente la prensa en Estados Unidos es sumamente cautelosa para no repetir lo ocurrido hace 4 años cuando prácticamente todos los principales medios de comunicación anticiparon la victoria demócrata.

Hoy las encuestas dan una ligera ventaja al candidato del partido demócrata Joe Biden, pero precisamente por la sorpresa que dio Donald Trump en aquel 2016 los pronósticos son muy mesurados.

Aún con lo que parece ser delantera en algunos de los estados con más votos electorales en base al anticuado sistema norteamericano.

Esta es la reflexión del Dr. Samano donde considera que las simpatías que conserva Trump no le alcanzarían para su reelección.:

«Las elecciones presidenciales de Estados Unidos se celebrarán el martes 3 de noviembre de 2020, en donde Donald Trump busca un segundo mandato y, por su parte, Joe Biden, candidato demócrata, busca obtener el triunfo para ser el nuevo presidente del país vecino.

En este sentido, el 22 de octubre se llevó a cabo el último debate entre ambos candidatos para presentar sus propuestas ante la ciudadanía , además se destaca que previo a la elección 60 millones de estadounidenses han emitido su voto vía correo.

El Dr. José Andrés Sumano, investigador-cátedra Conacyt en el Departamento de Estudios Culturales de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), señala que existe un amplio margen que coloca al candidato Joe Biden como el ganador de la elección y que es posible que los demócratas recuperen la mayoría en el Senado.

Sin embargo, el especialista de El Colef plantea que existe una base política que sigue a Trump pero que no será suficiente para alcanzar más allá de un 30% de la votación, principalmente a raíz de las malas decisiones en su gestión y los diversos escándalos en los cuales se ha visto involucrado; lo cual también podría propiciar votos de castigo a Trump. 

En cuanto a la política exterior y relación entre EE.UU. y México, el Dr. Sumano explica que de ganar Joe Biden no habría un debilitamiento en las relaciones sino que podrían sentar nuevas bases para un diálogo más fructífero y constructivo; en vez de la relación basada más en la presión que se tiene actualmente.»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: