Cadáver quemado podría ser del bombero desaparecido en Rosarito

Autoridades mexicanas creen haber encontrado el cadáver de Frank Aguilar, el bombero de Los Ángeles que desapareció en agosto pasado en Rosarito.


El hallazgo habría ocurrido la semana pasada en el municipio costero pero las autoridades reservaron la información en espera de los resultado de servicios periciales para determinar oficialmente que efectivamente los restos humanos correspondan al ex militar norteamericano.

Información extraoficial obtenida por Tijuanapress.com indica que fue en las inmediaciones del boulevard 2000 donde encontraron los restos calcinados.

La familia de Frank Aguilar contrató un investigador privado pues se sentían frustrados por lo que consideraron excesiva lentitud de las autoridades mexicanas.

Esta mañana durante la transmisión que hace el gobernador de Baja California en FACEBOOK, preguntaron por alguna novedad en la investigación.

Isaías Bertín, Representante de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México en Baja California dijo equivocadamente que las dos personas detenidas por la desaparición de Francisco Frank Aguilar habían sido liberadas.

Sin embargo la pareja aún se encuentra en prisión preventiva.Una jueza los dejó en libertad pero la Fiscalía solicitó una nueva orden de aprehensión ante otro juez, la cual cumplimentaron inmediatamente.

La información extraoficial obtenida por este medio indica que también localizaron ya el Jeep que habían robado al bombero angelino y la camioneta Tahoe que fue utilizada para cometer el crimen.

Hiram Sánchez, fiscal central de Baja California declaró en días recientes que como resultado de las investigaciones tenían un tercer sospechoso.
Por ahora las autoridades lo consideran solo como «una persona de interés».

Los detectives estatales trabajan bajo la hipótesis de que Frank murió a consecuencia de los balazos que le propinaron  cuando lo sometieron aquella tarde de agosto.

Originalmente pensaban que el veterano de guerra de 48 años se resistió y había sido herido en una pierna pero hoy sospechan que lo impactaron en la espalda.Ya muerto habrían movido el cuerpo que eventualmente tiraron en un descampado cerca de los límites entre Rosarito y Tijuana.

Mientras esperan los resultados periciales y el examen de ADN también tratan de determinar si fueron los asesinos quienes quemaron el cuerpo de la víctima o si se trató de un incendio forestal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: