San Marcos, Guatemala y su lucha por salvar a los migrantes retornados

Los migrantes que vuelven al hogar desde el extranjero también necesitan ayuda para su reintegración, más en medio de una pandemia. Muchos sufren el rechazo al ser acusados de portar el coronavirus. Con el apoyo de la agencia de la ONU para las migraciones, la municipalidad de San Marcos ha puesto en marcha una política para contrarrestar los estereotipos y la discriminación que sufren los retornados, incluida la que viven en la atención sanitaria.

Por Noticias ONU.

Nueva York, viernes 15 de mayo de 2020.

El municipio de San Marcos abarca 121 kilómetros cuadrados, tiene 16 aldeas y 12 caseríos, la mayoría ubicados en zonas rurales. Ubicado al noroccidente del país, a unos 260 kilómetros desde la capital, está muy cercano a la frontera con México por lo que hay un importante movimiento laboral y comercial, al que se une el tránsito de migrantes internacionales.

Entre los beneficios que aportan esos migrantes figura el dinero que mandan a casa. San Marcos es el segundo departamento con el mayor volumen de población beneficiaria de remesas. En 2016, los migrantes de ese territorio enviaron a sus familiares aproximadamente 600 millones de quetzales (unos 80 millones de dólares), de acuerdo con la Encuesta Migración Internacional y Remesas, de la Organización Internacional del Trabajo.

Se cree que todos los migrantes que regresan a su casa padecen la enfermedad, sin embargo estamos trabajando para romper con este mito.

Pero muchos de los que se fueron a probar suerte en otro lugar, ahora están volviendo. En el 2019, 105,277 guatemaltecos regresaron al país, de los cuales 16,352 lo hicieron a San Marcos, el mayor número de repatriados del país, según números oficiales.

Pero el regreso conlleva retos de reintegración, tales como afrontar el rechazo y el estigma de la población local que, en medio de la pandemia del COVID-19, les atribuye ser portadores de la enfermedad.

Con el objetivo de poner fin a esas creencias, el Consejo Municipal de la cabecera departamental de San Marcos en coordinación con la Comisión Municipal de Asuntos Migratorios ha decidido poner en marcha una campaña que incluye la colaboración del gobierno central de Guatemala para identificar a los posibles migrantes que puedan requerir asistencia y controles sanitarios tras su arribo a San Marcos.

La corporación municipal trabaja a nivel local con el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social  e instituciones que integran el Centro de Operaciones de Emergencias* para asegurarse de que la población está acatando las disposiciones gubernamentales y las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud .

Hacen faltan más políticas de este tipo

La Organización Internacional para las Migraciones resalta la necesidad de poner en marcha más políticas de este tipo, ya que de esta manera las comunidades generan resiliencia ante la emergencia y se contribuye a crear las condiciones básicas para la reintegración de los migrantes, pero sobre todo se garantiza el derecho a la salud de estos grupos.

“Desde la municipalidad de San Marcos estamos trabajando con un enfoque de derechos humanos y por el bien común. Acatamos las órdenes del gobierno central pero también estamos implementando un componente muy específico de protección y salud de las personas migrantes que regresan pues todos y todas tenemos derecho a la asistencia humanitaria y a un retorno digno”, señaló Willy Juárez, alcalde de San Marcos.

La población continúa atendiendo las disposiciones básicas sanitarias de la autoridad municipal como el uso obligatorio de la mascarilla, el lavado de manos, la utilización de gel a base de alcohol, la orden de quedarse en casa y el toque de queda que va desde las 18 a las 4 horas.

Además, se implementan disposiciones complementarias como tomas de temperatura en los mercados y otros comercios esenciales, apoyadas por el Centro de Operaciones de Emergencias.

Estrategia local de atención sanitaria a migrantes retornados

OIM/Ester VargasUna mujer aplica desinfectante de manos a un cliente a la entrada de un mercado municipal en la ciudad guatemalteca de San Marcos.

En 2019, la Organización Internacional para la Migraciones en coordinación con la alcaldía de San Marcos, inauguró la Ventanilla Informativa Municipal sobre Migración para incentivar la gestión de los problemas que afrontan los retornados con dignidad y con el respeto de los derechos humanos.

La Ventanilla ofrece información oficial y certificada sobre distintos aspectos migratorios como: la movilidad laboral, servicios de reintegración, oportunidades locales de desarrollo y la prevención de la trata de personas y del tráfico ilícito de migrantes, entre otros temas.

También se ha puesto en práctica una política municipal para asegurar a los retornados el acceso a los servicios de salud y la estricta observación de las medidas sanitarias para prevenir nuevos casos de COVID-19.

La medida incluye la colaboración interinstitucional para garantizar la disponibilidad de albergues, el cumplimiento de los controles sanitarios, la asistencia médica, la disponibilidad de recursos y el transporte para que las personas retornadas puedan reunirse con sus familias bajo los estándares de salud y seguridad oficiales.

También se les ofrecen servicios como una segunda revisión sanitaria, asistencia telefónica durante el periodo de cuarentena, asistencia humanitaria si la necesitan como alimentos, albergue y ropa, y seguimiento sanitario a las familias de quienes han regresado.

Rompiendo los estereotipos

La política municipal cuenta además con un componente de prevención de los estereotipos y la discriminación.

“Se cree que todos los migrantes que regresan a su casa padecen la enfermedad, sin embargo estamos trabajando para romper con este mito, pues todas las personas estamos expuestas a los mismos riesgos, independiente del estatus migratorio”, aseguró el alcalde Willy Juárez.

“Hacemos un llamado a las personas migrantes para que faciliten las revisiones sanitarias, pero sobre todo exhortamos a la población a evitar cualquier tipo de señalamiento o expresión de violencia hacia las personas migrantes.  Hoy más que nunca debemos ser solidarios y no entorpecer la acción de las autoridades”, añadió el responsable de la alcaldía.

Las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados que retornan al municipio están recibiendo el acompañamiento especializado tanto del personal municipal como de la Procuraduría General de la Nación, entidad a cargo de su protección legal y de la reunificación familiar en coordinación con la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS).

La corporación municipal de San Marcos ya está tratando de incorporar un plan para atender la crisis económica que abarca el catastro de entidades comerciales, la asistencia social y una revisión en infraestructura de los mercados cantonales para mantener el acceso al trabajo y a los alimentos; en esta etapa también está contemplado el aspecto de la reintegración económica de los migrantes que están regresando a casa.

Un plan local a largo plazo en el contexto de la emergencia por COVID19 estipula la cooperación con la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala y con el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad, para promover actividades enfocadas a preparar a las poblaciones migrantes para su reintegración.

*El Centro está integrado por la propia Municipalidad, el Ministerio de Salud, los Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODES), Alcaldías Auxiliares y lideresas comunitarias, entre otros miembros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: