NECESARIO COMBATIR EL TERRORISMO EN ÁFRICA

Y realizar operaciones de paz.

Por Noticias ONU.

Nueva York, sábado 8 de febrero de 2020.

 

El Secretario General afirmó que existen señales de esperanza en el continente africano y pidió solidaridad mundial tanto para concretar los avances logrados como para afrontar los grandes desafíos de desarrollo, seguridad y cambio climático.

“Hay señales de esperanza en África”, afirmó este sábado el Secretario General de las Naciones Unidas en una conferencia de prensa en Addis Abeba, donde se encuentra para participar en la Cumbre de la Unión Africana, que se inaugurará el domingo.

António Guterres recordó que el año pasado se evitaron conflictos después de elecciones importantes en varios países y citó entre ellos la República Democrática del Congo, Madagascar y Mali.

Mencionó también el acuerdo de paz para la República Centroafricana, firmado hace un año y actualmente en proceso de implementación.

Guterres aseveró asimismo que el establecimiento de un gobierno de transición en Sudán “representa un logro mayúsculo” en el que la Unión Africana desempeñó un papel esencial de mediación.

La Unión Africana y la ONU trabajan juntas para ayudar en estos procesos, recordó. “Todo el sistema de las Naciones Unidas se une en nuestro apoyo a los esfuerzos africanos por avanzar la paz, la prosperidad y los derechos humanos en todo el continente. Y la alianza entre la Unión Africana y la ONU es de gran relevancia para el mundo”, recalcó.

En este sentido, apeló a la solidaridad internacional con la Unión Africana y con la población de África.

Apoyo a la lucha contra el terrorismo

El Secretario General se refirió al terreno ganado por el terrorismo y el extremismo en África como uno de los grandes flagelos que asolan a ese continente y llamó a movilizar recursos internacionales para combatirlo.

“Es imperativo que la comunidad internacional reconozca la necesidad de las operaciones de paz y de lucha antiterrorista en África que están apoyadas por mandatos del Consejo de Seguridad de la ONU bajo el capítulo VII y que les garantice el financiamiento adecuado con contribuciones obligatorias”, puntualizó.

Para hacer evidente la responsabilidad internacional en el avance del terrorismo en el continente africano, Guterres dijo que el caos que hay actualmente en Libia no hubiera podido producirse sin la complicidad directa de los miembros de la comunidad internacional.

Agregó que el terrorismo en África no sólo provoca inestabilidad y muerte a nivel local sino que constituye una amenaza global y el mundo tiene el deber de mostrar una solidaridad efectiva con los Estados africanos que se encuentran en la línea de combate.

Desarrollo y cambio climático

En su encuentro con la prensa en la capital de Etiopía, sede de la Unión Africana, tras una serie de reuniones con líderes africanos, Guterres enfatizó la urgencia de impulsar la Agenda 2030 con sus Objetivos de Desarrollo Sostenible a lo largo del continente.

“Necesitamos una globalización justa para que África no sufra más las consecuencias del comercio y las reglas financieras injustas, los subsidio y otras políticas y distorsiones del mercado que perpetúan la inequidad y dificultan que África compita y prospere”, apuntó.

Guterres consideró que para poder desarrollarse, ese continente también precisa respaldo y solidaridad en la respuesta al cambio climático.

“Es esencial que el mundo desarrollado apoye firmemente a África en la adaptación, a construcción de resiliencia y los requerimientos financieros que necesite para encarar el cambio climático”, sostuvo.