REACCIONA RELACIONES EXTERIORES ANTE MODIFICACIONES PARA EL ASILO EN EE. UU.

Dice que no afecta a mexicanos.

 

Por Vicente Calderón

Tijuana, lunes 15 de julio de 2019.

 

El gobierno mexicano restó importancia al impacto que las modificaciones a la ley de asilo en Estados Unidos pudieran tener en nuestro territorio.

El Secretario de Relaciones Exteriores anunció en un comunicado que “No afectará a los ciudadanos mexicanos”.

La administración que encabeza el presidente Donald Trump dio a conocer este lunes una serie de modificaciones a sus leyes de asilo que obligan a quienes buscan refugio al llegar por México a la frontera sur estadounidense .

Tan solo en Baja California hay más de 9 mil personas que ya iniciaron su trámite para pedir asilo humanitario en la Unión Americana y otros miles están esperando turno para poder solicitarlo.

Académicos y analistas ya han declarado que el acuerdo alcanzado a principios de junio para evitar las tarifas comerciales a los productos mexicanos que se exportan a Estados Unidos, ya habían convertido a México de facto en un tercer país para los solicitantes de asilo.

Las nuevas disposiciones norteamericanas complican la situación para miles de migrantes entre ellos muchos menores de edad

 

Este es el texto completo del comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores:

Con respecto a las modificaciones anunciadas el día de hoy por el Gobierno de Estados Unidos a sus procedimientos y criterios de elegibilidad en materia de asilo, el Gobierno de México informa que esta medida tomada de forma unilateral, en el ámbito de la jurisdicción de Estados Unidos, no afectará a ciudadanos mexicanos.

México mantendrá su política de asilo y refugio como marcan la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, nuestra Constitución, los instrumentos internacionales de los que México es parte, así como la tradición histórica de nuestro país. México no coincide con medidas que limiten el acceso al asilo y refugio a aquellas personas que temen por su vida o seguridad en su país de origen por motivos de persecución. El Gobierno de México se mantendrá atento a las implicaciones que esta decisión de Estados Unidos podría conllevar para los solicitantes de asilo de otros países que ingresen a ese país por su frontera sur. En este sentido, se prestará especial atención a que se respete el principio de no devolución (non-refoulement) reconocido por el Derecho Internacional vigente.

El Gobierno de México reitera su respeto por los derechos humanos de todas las personas, así como por sus compromisos internacionales en materia de asilo y refugio político.

 

Anuncios