TURISMO SE QUEDARÍA SIN SECRETARÍA; SERÍA PARTE DE UNA FUSIÓN

Candidato quiere adelgazar la estructura de gobierno.

 

Por Eli Rosales / Gato x Liebre.

Tijuana, martes 28 de mayo de 2019.

 

Un candidato a gobernador de Baja California prometió fusionar la Secretaría de Turismo con la de Desarrollo Económico y en la opinión del economista Rodolfo Salazar Ortiz, se trata un proyecto viable, que podría generar ahorro, unificar criterios y optimizar espacios.

Esta promesa fue hecha por Jaime Bonilla de la Coalición Juntos Haremos Historia en Baja California en un foro sobre turismo, sector que genera 118 mil millones de pesos en consumo anual y que contribuye con el 10% del PIB estatal.

Mario Escobedo Carignan, expresidente de Canaco en Tijuana, es la propuesta de Bonilla para quedarse al frente de la dependencia que resultará de esta fusión y que llevará por nombre Secretaría de Economía Sustentable y Turismo.

La razón del nombre es que además de fusionar a Turismo y Desarrollo Económico, se integrarán las Secretarías de Protección al Ambiente y la de Pesca y Acuacultura, con el fin de adelgazar al aparato burocrático, según Escobedo en entrevista para GatoxLiebre.

“Esta propuesta es viable. Sabemos que en todos los niveles de gobierno se está pasando por una situación de gran escasez de recursos presupuestales, y es necesario optimizarlos y hacer ahorro”, opinó Rodolfo Salazar, quien también forma parte de la plantilla académica en Ibero Tijuana.

Comentó que concentrar las actividades y prestar el servicio de estas dependencias en una sola oficina gubernamental puede ayudar a ese propósito, aunque también permitiría unificar criterios.

“Implicaría definir las estrategias que se requieren para impulsar su crecimiento y desarrollo. Si los integrantes del sector participan no habría problema”, dijo Salazar Ortiz.

Escobedo Carignan, y el resto del equipo de Jaime Bonilla, todavía no saben a cuánto ascenderá el ahorro por la fusión de estas cuatro secretarías, y detalló que es un tema difícil a consecuencia de la opacidad.

“En términos de nómina andamos como en 40 o 50 millones de pesos pero estamos haciendo ajustes. Al final del día tienes que llegar al gobierno para darte cuenta exactamente del tamaño del aparato burocrático”, agregó.

También explicó que la desaparición de cuatro dependencias para crear una nueva puede enviar un mensaje distinto al que ellos pretenden.

Si desaparece una secretaría, algunas personas interpretarán que el sector en cuestión no es de importancia para ese gobierno.

“Pero lo importante no es si va a haber Secretaría de Desarrollo Económico o no, sino cuánto recurso le vas a invertir y cuáles son tus programas”, finalizó Escobedo.