MEDIO NOTICIAS

Foto: XEC Radio Enciso vía Facebook.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, martes 5 de junio de 2018.

La prensa local está en constante evolución.

Aunque no todos los cambios son benéficos para el público.

Junio nos trajo varios cambios en el escenario mediático fronterizo.

Con el sexto mes del año empezó a regularizarse la programación de XEC una de las primeras radiodifusoras -si no es que la más antigua- de Tijuana.

Durante la mayor parte de mayo, suspendieron todos los programas de noticias, comentarios y tribuna pública, por cierto, una de las más emblemáticas de la ciudad.

Aparentemente el motivo de la suspensión se debió nuevamente a un adeudo de la empresa de la familia Enciso con el sindicato de trabajadores de la Industria de la radio, el STIRT.

Durante tres semanas en que desaparecieron del aire los principales comentaristas y periodistas de la frecuencia 1310 de AM solo había programación musical a cargo de los sindicalizados.

Los últimos días de mayo regresaron al aire, para regocijo de sus radioescuchas pero no dieron mayor explicación del motivo de su ausencia.

Al público parecía importarle poco pues fueron muchos los que aprovecharon la reapertura de las líneas telefónicas al aire para felicitar por su regreso a personajes como Francisco Arzave, Mariano Gallegos, Said Betanzos y hasta “el Camaleón” (Carlos Valenzuela hace un programa de entretenimiento llamado “La Reata” con todo y “Fake news”).

Curiosamente el único que dio algún tipo de explicación sobre su ausencia fue Mariano Gallegos, y es precisamente él quien no se ha vuelto a escuchar en los micrófonos de la estación.

“Ojalá no sea este mi último día” dijo Gallegos al aire, el miércoles que reapareció.

En la presentación del espacio que ocupa desde hace tiempo -el egresado de comunicación de la UABC tiene casi 10 años en la radio- aún lo siguen mencionando, pero la difusora no ha anunciado si volverá a su programa de comentarios de noticias.

Independientemente de las razones para la suspensión temporal de los programas noticiosos, la pérdida de espacios informativos en un momento tan importante como es la época de campañas políticas no es buena para la ciudadanía.

Ante la avalancha de información, aumentada y en no pocos casos manipulada en las redes sociales, el papel de los noticieros y medios de comunicación establecidos deben ser un contrapeso para la diseminación de noticias falsas y la propaganda.

Claro que hay medios cuya línea editorial puede ser cuestionada, pero hasta en esos casos es mejor que haya más y no menos.

No hay que olvidar que la pluralidad es indispensable para una prensa libre.

En la siguiente entrega: El fin del noticiario Síntesis como lo conocimos y el relevo generacional en el Sol de Tijuana.

Anuncios