SE BUSCAN POLICÍAS

La de Tijuana, una corporación limitada.

 

Por Vicente Calderón

Tijuana, viernes 6 de abril de 2018.

Baja California tiene una seria escasez de policías
Pero en ninguna de sus ciudades es tan grave, como en Tijuana, el municipio que tienen la mayor cantidad de homicidios en el país.
“Tenemos un rezago enorme en la cuestión de recursos humanos” dice Mario Martínez  quien  dirige la corporación. Asegura que sus oficiales hacen un esfuerzo extraordinario.
“Cada policía de la ciudad de Tijuana esta haciendo la función de tres o cuatro elementos.” sostiene el veterano policía.
El consejo ciudadano de seguridad publica de B.C. señala en una animación subida a su página  vivirsegurosbc.org  que si a nivel nacional una pareja de oficiales debe cuidar en promedio  250 casas, en B.C. tienen que atender a 1500.
Marilú Morales / Egresada de la Academia estatal de policía.
“Ser policía es una elección que se hace de por vida” dijo durante su su graduación  Marilú Morales,  Egresada de la Academia estatal de policía.

Una sola academia prepara actualmente a los cadetes que irán a las filas de todas las corporaciones locales.
Concentrar el entrenamiento y aumentar los requisitos para ser policía fue una de las estrategias para combatir la corrupción que caracterizó a las agencias del orden bajacalifornianas.
La de Tijuana fue catalogada como la peor de todo el país.
Si bien en cierto que durante  la administración municipal que encabezó Jorge Hank se vivió una de las peores épocas de violencia contra policías, también es verdad que fue entonces cuando la tropa de la corporación recibió el último incremento significativo a su salario.
La violencia entre los cárteles de Sinaloa y Tijuana que se disputaban esta ruta del narcotráfico ya se había desbordado.
“Yo recibí  en ese tiempo 2600 policías” recuerda  Julián Leyzaola,  Ex Secretario de Seguridad Pública de Tijuana.
Al terminar el trienio del PRI, Leyzaola asumió el mando de la policía de Tijuana con el nuevo gobierno del PAN
“Ordené que se reunieran para pasar lista, de los 2600 sólo se reunieron como 900 más o menos, todos los demás estaban en actividades que no eran propias de la policía”
El  ex militar dejó la policía de Tijuana y vino la historia de éxito.
Hubo graves violaciones de derechos humanos pero  disminuyó la delincuencia
 aunque también el número de  policías.
La academia sigue produciendo nuevos agentes pero no se da abasto para la demanda
Flexibilizaron algunos requisitos como la estatura mínima.
De cada 100 solicitudes solo aprueban 7
“Volteamos a ver a los policías de otros municipios. Ya al momento llevamos 23 personas ya reclutadas que están en proceso de contratación y sesenta y tantas que se les está revisando la documentación” explica Martínez el jefe policíaco.
Viajaron  a la capital del país a buscar ex militares, policías y ex policías certificados.
“Aquí el sueldo, el más bajo son de alrededor de entre 15 mil, 16 mil pesos . Es un buen sueldo. Tienen vacaciones al año, servicio médico” enfatiza el director de la corporación.
El actual gobierno panista de Tijuana, no ha podido frenar el incremento de violencia que inició en las anteriores administraciones municipales y que empeoró con la incursión en esta frontera del Cartel Jalisco Nueva Generación
Según Leyzaola los ex alcaldes también tiene la culpa de la disminución de la fuerza activa.
” Bustamante y Astizarán empezaron a sacar policías de la calle para meterlos de escoltas, para mandarlos de edecanes, de gatos, a llevar a los niños a la escuela, al mandado”
Como parte de la estrategia para enfrentar la escasez de agentes  habilitaron a varios civiles para dirigir el tránsito explica Marco Sotomayor , el Secretario de Seguridad Pública Municipal de Tijuana.
” Tiene que ver con sacar a los policías de funciones que pudieran desarrollar civiles para que se dediquen a la función meramente policial”.
Ya se graduaron los primeros inspectores pero no llenaron todas las vacantes
Los empresarios  como Mario Escobedo quien preside la Cámara de Comercio local reconocen el esfuerzo de la policía.
“No queremos decir que la policía esta cumpliendo al 100% con su labor, pero sí se está trabajando. Sí se está coordinado”.
Pero en las calles, la ciudadanía no ve nada seguro.
Anuncios