ONU DETUVO LA HAMBRUNA EN SUDÁN DEL SUR

Durante 2017, pero tomó enormes recursos, dice la organización.

 

Por Jordi Trujols / Radio ONU.

Nueva York, viernes 8 de diciembre de 2017.

 

Naciones Unidas y sus socios humanitarios asistieron a 5 millones

de personas durante este año en Sudán del Sur y el objetivo para el

año que viene es incrementar ese número, destacó este jueves el

coordinador de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas.

 

Durante un informe al Consejo de Seguridad sobre los últimos

acontecimientos en el país africano, Mark Lowcock, señaló que la

situación humanitaria continuará siendo grave, si no se detienen

las hostilidades, se restablecen los servicios básicos y se acata el

derecho internacional humanitario.

 

“Este año la ONU y sus socios humanitarios detuvieron la hambruna,

pero requirió recursos enormes y supuso numerosos riesgos para

nuestro personal. Debemos evitar que reaparezca la hambruna el año

que viene.”, dijo.

 

 

Desde el inicio del conflicto en país africano, al menos 95 trabajadores

humanitarios fallecieron en acto de servicio, la mayoría de ellos

sursudaneses, destacó.

 

Lowcock indicó que, en las últimas semanas, tanto el gobierno como las

fuerzas de oposición, continuaron obstaculizando la entrega de ayuda

humanitaria a la población.

 

El coordinador destacó el importante papel que juega la Misión de las

Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) en la protección de civiles,

pero dijo que ésta no puede sustituir ni reemplazar la responsabilidad del

gobierno nacional.

 

Lowcock remarcó que los sufrimientos del país son también debidos a la

situación económica que continúa empeorando.

 

Anuncios