NIÑA SE ESCONDIÓ BAJO LA CAMA CUANDO MATARON A SU MAMÁ

casa

Son victimas inocentes de una deuda de drogas.

 

Por Vicente Calderón

Tijuana, lunes  26 de diciembre de 2016.

 

 

La Procuraduría de justicia de Baja California  informó que el móvil del triple homicidio ocurrido en la colonia El Niño, fue una venganza por una deuda de drogas.

Aidé Fierro y sus hijas fueron asesinadas el 16 de diciembre en su casa, cuando un sujeto llegó buscando a un hombre con quien la líder comunitaria tenía una relación, según reveló la tarde del lunes, el Subprocurador de investigaciones especiales, José María González.

“Era una venganza, era un cobro” agregó.

4 sujetos llegaron alrededor de las tres de la madrugada al domicilio buscando al sujeto que aparentemente era un distribuidor de narcóticos en la colonia.

“Iban sobre él”  dijo el Subprocurador.
Empezaron a golpear a la mujer de 40 años de edad, pues el supuesto deudor, que había sido varias veces detenido por la policía, no estaba en la vivienda.

“Son vagos de la colonia y de otras colonias” agregó González Martínez.

Aparentemente las hijas se dieron cuenta del asesinato de su madre e intentaron esconderse en la casa. Los investigadores creen que la menor, Mía, de 10 años de edad se metió bajo la cama intentando protegerse.

Pero los asesinos las encontraron y la habrían jalado para sacarla.

Su madre, su hermana de 15 años y ella fueron asesinadas a golpes.

La unidad de investigación de homicidios con ayuda de la policía municipal detuvo a tres de los involucrados. Hay un cuarta hombre  prófugo.

Los tres detenidos se encuentran en la penitenciaría de La Mesa, y tendrán que enfrentar al juez el próximo miércoles pues fueron acusados de homicidio calificado.

El subprocurador informó que el cuarto sospechoso está identificado y confían en capturarlo pronto.

Contrario a lo que se había informado en algunos medios y en redes sociales, los detectives no hallaron evidencia de que las victimas inocentes hayan sufrido algún tipo de abuso sexual.

Los responsables podrían enfrentar de 25 a 40 años de  prisión.

 

Anuncios