IMPUNES, VARIOS ASESINATOS DE POLICÍAS

policias

Durante el actual gobierno municipal.

 

Por Vicente Calderón

Tijuana, miércoles 15 de junio de 2016.

 
Muchos de los 8 asesinatos de policías ocurridos durante el gobierno de Jorge Atiazarán en Tijuana siguen en la impunidad.

El más reciente es el del oficial Saúl Mateo Calderón a quien mataron a fines de mayo.

La  Procuraduría de justicia estatal asegura que en este homicidio, ocurrido cuando el policía llegaba a su casa en la colonia Tres de Octubre, tienen avances significativos.

“Hay avances, se han acercado ahí por la fuerza pública precisamente por la municipal, varios testigos del evento, Hay unos antecedentes. Antecedentes de amenazas, de problemas familiares que hemos tratado de aclarar” dijo el Subprocurador de investigaciones especiales,  José María González.

Irónicamente el móvil del homicidio apunta a que Mateo Calderón denunció la venta de droga en las cercanías de su casa, lo que parece haber molestado a los narcotraficantes que vieron afectado su negocio.

A diferencia de algunos de las  anteriores ejecuciones de policías municipales en este crimen, donde el agente fue asesinado frente a su hijo,  no hay sospecha de corrupción sobre el oficial.

Tampoco de que la agresión fuera producto de su trabajo estrictamente policíaco.

JOSE  MARIA
“No es por alguna detención que hizo.  No es por algún aseguramiento,  va más en el entorno personal” agregó el subprocurador González Martínez.

Al menos 8 policías han muerto asesinados en la actual administración de gobierno municipal.

En el delito  previo al crimen del oficial Mateo Calderón las autoridades declararon que se investigaba la posible relación del policía que asesinaron en la delegación  Sánchez Taboada con un robo de droga.

 

El primer homicidio de un policía en activo ocurrió mucho antes.

También mataron a una agente al llegar a su casa pero  en la colonia Mariano Matamoros.

Es aquel crimen en que al agente lo hincaron frente a su vivienda antes de ejecutarlo.

Poco después,  mataron a otro oficial municipal. Lo esperaron a que estuviera en su hora de comida para asesinarlo. Estaba asignado a la caseta de vigilancia en la colonia Independencia.  Ya había tenido otro atentado.

Ha pasado mucho tiempo pero en ninguno de esos casos se sabe  que haya habido detenidos.

Existen otros crímenes  donde la propia corporación municipal detuvo a los asesinos inmediatamente después de la agresión a sus compañeros.

Pero en estos cuatro casos no se sabe que las investigaciones específicas sobre esos crímenes hayan logrado que los responsables sean encarcelados.

“Hay próximos a resolverse, en todos hay avances nomás les he dicho en reiteradas ocasiones necesitamos fortalecer la averiguación previa precisamente para que soporte una apelación o un amparo o algún mecanismo de defensa al que tienen derecho los imputados sin embargo en todos hay avances” sostiene el sub. Procurador José María González.

Anuncios