DESAPARECIDO EN ESTADOS UNIDOS

 

JOSE ALBERTO ORTIGOZA

Su hijo pregunta por su padre.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, sábado 6 de febrero de 2016.

 

 

Fernando Ortigoza ya tiene dos años buscando a su hijo.

Su caso es distinto al de decenas, tal vez cientos de desaparecidos de los que se sabe en Baja California.

El rastro de su vástago se pierde tras de que cruzara la frontera.

“José Alberto Ortigoza Martínez desapareció cruzando la línea por Otay el 24 de enero del 2014” dice Ortigoza padre.

Las autoridades norteamericanas tienen evidencia -según nos informa Ortigoza Mugarte – de que el muchacho entonces de 24 años de edad, declaró y documentó una fuerte cantidad de dinero con la que cruzó la garita internacional.

Después de eso, ya no se sabe nada de él.

“Llevaba un dinero a depositar en el banco, declaró en Estados Unidos y en el transcurso, en el inter, de ahí me lo levantaron y hasta la fecha no sabemos nada” agrega con una estoica serenidad.


El dinero era de “Especies y granos de Baja California”, una empresa basada en Tijuana en la que trabajaba José Alberto.

“Los patrones de él nunca nos han dado la cara para decirnos del dinero o del muchacho o cuál era la causa que llevara el dinero, nada”

Dice que a pesar de que las autoridades norteamericanas tienen una investigación abierta, no han obtenido ningún dato que les permita saber donde está o qué pasó con su hijo. En México acudió a las autoridades federales pero tampoco ha habido resultados.

Fernando Ortigoza fue a la Procuraduría de Justicia de Baja California en busca de ayuda.

Ahí le han dicho que nada pueden hacer porque la desaparición ocurrió en territorio americano.

Ortigoza considera que podrían empezar por preguntar en la empresa donde laboraba el muchacho y padre de un niño, pues fueron ellos quienes lo enviaron con el dinero.

“Él estaba en su horario de trabajo” agrega.

Mientras tanto sólo le queda pedir a la comunidad en general cualquier dato que le ayudé a encontrar a su hijo y padre de su nieto.

“Mas por la angustia, por la incertidumbre o sea quisiéramos saber, algo, algo quisiéramos , mi esposa, mi nuera, mi nieto también me pregunta; ¿Dónde está mi papá? Pero no podemos decirle; “Pues no está” o “Está acá”, porque realmente no sabemos”

Anuncios