MADRE E HIJA ASESINADAS EN PLAYAS DE TIJUANA SON DE ORIGEN RUSO

anastasia

Foto: Vía Facebook.

La hija mayor bajo sospecha.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, jueves 11 de junio de 2015.

 
Anastasia Lechtchenko es la principal sospechosa de asesinar de manera macabra a su madre y a su hermana.

«Están destazados, completamente desmembrados los cuerpos en sus extremidades superiores, inferiores y cabeza» dijo José María González, Subprocurador contra delincuencia organizada de la Procuraduría estatal de Justicia.

Los restos de la mamá, una inmigrante rusa de 45 años y su hija menor, de 12 terminaron en bolsas de plástico para la basura.

Anastasia, la hija mayor habría confesado que las estranguló porque le hacían brujería.

Tijuana atraviesa actualmente por un recrudecimiento de la violencia asociada al tráfico de drogas, pero según los investigadores en esta tragedia no hay evidencia que la relacione con la delincuencia organizada.

«Es una cuestión meramente del entorno familiar» agregó el Subprocurador.

«Eran unas personas lindísimas que no molestaban a nadie. Ella, su mundo era su hija» dijeron dos madres de familia que conocieron a Yuliya Masney Safonchik en la escuela a donde llevaba a la niña Valeria Lechtchenko Masney.

La pequeñita padecía de una rara forma de autismo.

«Estaba entre el Asperger y el autismo.( ) Ella tenia que hacerle unas pruebas a la niña para poder determinar que era su padecimiento, pero no tenía los recursos para hacérselas y no tuvo el diagnostico» comentó Laura Reyes una de las mamás que

Ambas llegaron al sitio de la desgracia, consternadas por la noticia que recibieron horas antes.

«No lo podemos creer» dijo su amiga Rosario Esqueda.

La casa era sencilla pero estaba a media cuadra del CAM, ( Centro de atención Múltiple) Benito Juárez una escuela para niños con necesidades especiales.

«El motivo por el que ella llegó a vivir aquí era precisamente porque estaba cerca de la escuela. Esa era su vida. La escuela de la niña, su hija atenderla, hacer todo lo posible por ella» añadió con lágrimas en los ojos la Sra. Reyes.

Un tiempo Anastasia vivió con su padre, también ruso y que como Yuliya llegaron legalmente a México. El papá,Igor Lechtchenko es entrenador de atletas según su página de FACEBOOK es profesor en la Universidad Autónoma de Baja California.

Hace tiempo se separaron.

La imagen de Anastasia circuló profusamente en las redes sociales a principios del 2015. La reportaron extraviada ante la Procuraduría de justicia.

El Subprocurador dijo que no era la primera vez que la chica se desaparecía.

«En noviembre del 2013, septiembre de 2014 y febrero de 2015 efectivamente, en lo que era CAPEA, ahora no localizados,se subió un pesquisa.

En esta última ocasión su madre recurrió también a las redes sociales, a sus amigos y los amigos de la joven de 19 años para encontrarla.

«Se rumoraba que podría ser (victima) de trata de personas, que las estaban prostituyendo, pero se confirmó que no. Ella estaba de mutuo propio en el estado de Sinaloa» recordó el funcionario estatal enfatizando que ellos no podían obligarla a regresar por tratarse de una persona mayor de edad.

La Procuraduría supo que la joven consumía drogas desde muy temprana edad.

«Todos estábamos preocupados por ella, más su mamá. A su mamá no la calentaba ni el Sol, Valeria, incluso Valeria incluso esos días estuvo muy alterada» comentó Laura Reyes mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas.

Los vecinos dijeron que todavía se percibía un olor nauseabundo en los alrededores.

El domicilio sobre la calle Paseo Ensenada en Playas de Tijuana quedó sellado por las autoridades.

El crimen ocurrió aparentemente el martes.

No había señas de que se hubieran forzado las cerraduras.

Las mamás que convivieron con Yuliyia y con Valeria por ser también madres de niños especiales planean hacer una misa y ponerse en contacto con Igor Lechtchenko para poder acompañar a las difuntas.

Frente a la casa donde vieron a la joven recientemente, cuando supuestamente ya habían asesinado a la mamá y a su hija la señora Reyes y la señora Esqueda no podían ocultar su pesar.

«Lo que más duele, lo que más molesta, lo que no podemos entender… es indignante que hace unos meses que se desapareció, su mamá andaba desesperada por encontrarla. Andábamos tratando de encontrarla. La encontró y haya pagado así. Si fue ella»

Anastasia está bajo custodia policiaca pero no detenida. El funcionario fue cuestionado al respecto.

«Jurídicamente no habría flagrancia. Desafortunadamente» fue su respuesta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: