LA VISIÓN DE LAS AUTORIDADES; 300 HOMICIDIOS NO ESTÁ TAN MAL

Porque son menos que el año pasado.

Por Vicente Calderón
Tijuana, jueves 14 de agosto de 2014.

A pesar del discurso de las autoridades la violencia va regresando poco a poco a Tijuana.

Los homicidios de este año (de los que se sabe oficialmente) superan ya los 300.

302 para ser exactos, de acuerdo a las cifras de la Procuraduría general de justicia del estado.

Tan solo en este mes son ya 14 los asesinatos de los que se ha enterado la autoridad.

Pero los funcionarios estatales y municipales insisten en que las cosas mejoran.

El alcalde de Tijuana, Jorge Astiazarán entró al coro de los que repiten que hay una reducción de la delincuencia.

«Tenemos un 6%, 8% de homicidios menos del año pasado» es la respuesta que parece ya tener lista el excompañero de fórmula de Jorge Hank cuando en 2003 ambos eran candidatos por el PRI.

Y luego, igual que muchos otros burócratas de la seguridad pública, quiere justificar las ejecuciones argumentando que son por la venta de drogas.

«Un 90% de los homicidios están relacionados con narcomenudeo» explica Astiazarán Orcí.

Pero si los encargados de la prevención están lejos de cumplir con el mandato legal que tienen de proporcionar seguridad a la población, tampoco los números de los responsables de la investigación son muy positivos.

«En homicidios traemos un 29.2 % de efectividad en homicidios resueltos , órdenes de aprehensión giradas y personas detenidas» declaró Miguel Ángel Guerrero del área contra delincuencia organizada de la Procuraduría estatal.

Si uno analiza los resultados podrá darse cuenta que un crimen tiene menos posibilidad de resolverse con éxito en la medida en que tenga mayor componente que lo relacione con el tráfico o distribución de drogas.

La mayoría de los casos resueltos tienen que ver con problemas de violencia doméstica, o conflictos de borrachos o drogadictos y lo que la policía llama crímenes pasionales.

El alcalde quiere que veamos cómo se manifiesta la violencia en la ciudad sin preocuparnos.

Otra vez el presidente municipal, Jorge Astiazarán sobre la violencia:

«No se va a disparar. Los tiempos del 2008, 2009, no van a regresar»

Sería bueno que pudiera ver mejor las cosas.

Su descenso de homicidios es una interpretación.

Les gusta comparar con la cifras de esos años, porque así cualquiera queda bien.
Fueron los peores. En 2008 fueron mas de 800.

Lo que no dicen de su comparación con las cifras de homicidios del año pasado, es que 2013 es el año que marcó el regreso del aumento de asesinatos.

Previamente, hubo varios años en los que la disminución fue -menor- pero sostenida.

Pero el año pasado volvieron a subir los crímenes según la estadística anual.

Uno esperaría que las autoridades pudieran ver bien las cosas y no usar los números para aparentar que están haciendo un buen trabajo.

Véale bien.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: