FESTEJAN TIJUANENSES EMPATE ANTE BRASIL

En la glorieta Cuauhtémoc.

Por Eliud Ávalos Matías
Tijuana, miércoles 18 de junio de 2014.

Nuevamente el tránsito vehicular en Tijuana se vio afectado debido al juego mundialista entre la selección Mexicana de futbol y Brasil, en la ronda de grupos.

Luego del empate conseguido por el representativo nacional, los tijuanenses se volcaron a la Glorieta de Cuauhtémoc en la Zona Río de la ciudad, para manifestar su apoyo al equipo que vio como su figura principal al arquero Guillermo Ochoa.

Cientos de vehículos tuvieron que esperar en los alrededores y muchas calles fueron cerradas para dar paso a la celebración.

Sin embargo esto no parecía molestar mucho a los automovilistas y transeúntes que vitoreaban el empate mexicano, mientras sonaban las bocinas de sus autos.

Previamente los restaurantes locales lucieron abarrotados con la esperanza de ver triunfante a los aztecas. Playeras de la selección abundaron por las calles semivacías en los 90 minutos que duró el juego.

Más tarde los felices aficionados aclamaron el nombre de Memo Ochoa a todo pulmón, mientras portaban con orgullo sus banderas de la enseña Patria. Filas interminables de autos circundaban la glorieta por lo que instauró un operativo por parte de la policía municipal para evitar incidentes, según dio a conocer Roberto Zaragoza Martínez, jefe de la sección de tránsito.

“Participaron unos 50 oficiales para inhibir cualquier atropellamiento y que esto no se salga de control, como puede ver está todo ordenado, son familias las que están aquí, empezamos desde las 12 del día y nos moveremos hasta que se vaya la gente”.

Muchos de los asistentes al festejo portaban sus playeras naranjas (del segundo uniforme) y la tradicional verde. Hubo de todo, desde quienes usaros máscara de luchador, hasta quienes traían pelucas tricolores.

Desde luego, el Cielito Lindo no se hizo esperar, mientras un grupo de jóvenes empezó a correr alrededor de la glorieta, todos con sus banderas. Aún cuando fue un empate, también hubo brasileños por la zona, con sus playeras, y tolerando la algarabía mexicana.

Todos los accesos a la zona fueron cerrados por la policía municipal que no reportó incidentes ni detenidos por algún exceso. No faltó quien intentó pasarse de listo fingiendo una avería en su auto para quedarse en los alrededores de la glorieta, pero de inmediato fueron removidos por los guardianes del orden para agilizar la circulación ya muy afectada después de las 2:30 de la tarde.

El siguiente juego de México será ante el equipo croata, y de darse una victoria, se espera un tumulto aún mayor de personas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: