DESCONOCE ASTIAZARÁN ALCANCE DE REFORMAS

A ley de servicio civil.

 

Por Daniel Ángel Rubio

Tijuana, jueves 8 de mayo de 2014.

 

El ayuntamiento de Tijuana desconoce los alcances de la reforma a la Ley del servicio civil recién aprobada, de acuerdo a las declaraciones del alcalde Jorge Astiazarán.

«Hay que analizar cada uno de los puntos, lo más importante aquí es que los derechos de los trabajadores basificados sean respetados, pero también hay que cuidar las finanzas de los Ayuntamientos y del estado», comentó.

Mencionó además que el gobierno de la ciudad no hizo propuestas para la modificación a la iniciativa del ejecutivo que cambió el Congreso con la presencia dividida del Sindicato de burócratas.

«Nos la enseñaron», dijo sobre la participación de la ciudad al preguntarle por las mesas de trabajo que consignó la legislatura en el dictamen que fue sometido a votación.

La reforma propuesta por el ejecutivo regula, entre otras cosas, la forma de otorgar nuevas plazas y de suplir espacios, así como las demandas laborales y el máximo de salarios caídos que podrán cobrar los demandantes.

En otro tema, el primer edil respondió al regidor panista Luis García, quien reclamó que faltaba información oficial sobre el proyecto de renegociación de la deuda comentado públicamente por él.

Adelantó que este viernes habrá sesión de la Comisión de Hacienda y será allí cuando presenten a los regidores integrantes la información sobre el movimiento en las finanzas públicas.

«Espero que en menos de diez días esté en el Cabildo», dijo Astiazarán Orcí sobre la propuesta que de ser aprobada por el pleno de regidores debe ser respaldada después por el Congreso.

«Es muy importante la opinión de los regidores pero está muy claro, y yo creo que es beneficioso para Tijuana», señaló sobre su plan.

Según ha comentado, la intención es renegociar con el Banco Mundial la deuda que tienen con Banobras de 1,700 millones de pesos. La deuda total del municipio ronda los 2,500 millones de pesos.

Con la reducción de la tasa de interés y sin aumentar la deuda, la ciudad podría ahorrar hasta 600 millones, sostiene.

Parte de esto, afirma, será para la inversión que este año debe realizar el gobierno municipal para los trabajos de la ruta de transporte público que cruzará la ciudad.

La renegociación, ha dicho también, implica que los tijuanenses no pagarán este déficit en 17 años sino en 30.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: