ANUNCIAN HOMICIDIO RESUELTO, HOMICIDAS SIGUEN LIBRES.

El detenido es copartícipe.
 
Por Vicente Calderón
Tijuana, sábado 3 de mayo de 2014
 
Por segunda ocasión la Procuraduría de justicia de Baja California informó haber resuelto un homicidio y aunque capturaron a un presunto compinche los principales responsable siguen libres.

Se trata del asesinato de Luis Alberto Zacarías Barajas, cuyo cadáver fue encontrado el 13 de febrero en el Boulevard 2000.

El crimen ocupó las primeras planas cuando detuvieron a dos atractivas mujeres identificadas como masajistas. Una era la novia del difunto y la otra su amiga y supuesta cómplice.

El 1 de mayo anunciaron que Ángel Alberto Mata Hernández era el «autor mediato» del homicidio y lo presentaron a la prensa.

La Procuraduría informó que Mata Hernández alias «el Chimuelo», confesó su participación a la policía ministerial. Pero asegura que no fue él quien disparó el arma con que ultimaron al dueño de las mueblerías «La Canasta»

La pistola usada en el homicidio está relacionada con otros dos crímenes ocurridos este año.

Las declaraciones de Mata Hernández según el segundo boletín de las autoridades, confirman lo que ya había dicho la fiscalía estatal a mediados de febrero; que la novia de la victima, Itzel Escobedo Arango tenía problemas con él (Zacarías Barajas) y tras un pleito en una fiesta de cantina, decidió darle una escarmiento.

Con la ayuda de una amiga a quien la Procuraduría identificó como María Inés Núñez Almanza consiguieron quien le diera «una calentadita» al novio que presuntamente maltrataba a Itzel.

Fuentes cercanas a la investigación dijeron a Tijuanapress.com que un amigo de Almanza Núñez se prestó para vengarse de Zacarías pero terminaron matándolo a tiros.

Las mismas fuentes que pidieron el anonimato revelaron que una de las hipótesis de los
detectives apuntaba a que el asesino estaría ligado a actividades ilícitas previas.

Lo análisis balísticos relacionan el arma con el asesinato de una mujer en una cuartería de la zona norte.

También con una investigación en donde un policía comercial fue asegurado con 5 armas en la cajuela de un auto. Fue el sábado primero de febrero de 2014 en la colonia Pedregal de Santa Julia.

Las mujeres involucradas, Itzel Escobedo y María Inés Núñez fueron detenidas pero al poco tiempo lograron su libertad.

Itzel porque convenció al juez de que los policías violaron sus garantías individuales y María Inés quien enfrentaba cargos por encubrimiento porque alcanzaba fianza.

Ahora añaden que fueron tres los participantes directos en el asesinato. A Mata Hernández lo detuvieron el 29 de abril, pero los otros dos no han sido capturados.
Tampoco a las mujeres.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: