CONOCERÁ ONU CASOS DE TORTURA EN BAJA CALIFORNIA

Viene relator especial en visita oficial.

 

Por Vicente Calderón y Daniel Ángel

Tijuana, martes 29 de abril de 2014

 

Juan Méndez, Relator especial de la ONU sobre tortura tiene programado visitar Baja California
esta semana para reunirse con familiares de presos que acusan a distintos cuerpos policíacos de torturarlos para obligarlos a auto incriminarse.
Méndez encabeza un misión de Naciones Unidas a México que el pasado 27 de abril se reunió con el Presidente de la Comisión nacional de Derechos Humanos, el tijuanense Raúl Plascencia.

Son 4 las entidades que recorrerá el relator especial sobre la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes en su visita oficial.
De acuerdo a José Luís Pérez Canchola, asesor en materia de Derechos Humanos del gobierno de Baja California aquí podrá ver casos de allanamiento de morada y otras violaciones a las garantías individuales, además de las torturas.

«Todos los casos que están en el escritorio del relator o de la Comisión Interamericana, son asuntos relacionados con la administración pasada», explicó Pérez Canchola refiriéndose al gobierno estatal del panista José Guadalupe Osuna Millán.

Durante su sexenio (2007- 2013) aumentaron las quejas de tortura en la entidad, que vio un reforzamiento de los cuerpos policíacos para enfrentar a las organizaciones de narcotráfico que operaban casi con total impunidad.

En los últimos años de ese periodo, que coincidieron con la presidencia de Felipe Calderón se notó una disminución significativa de la criminalidad y la violencia,
pero surgieron muchas denuncias de abusos de autoridad.

Pérez Canchola comentó que las que se expondrán al relator de origen argentino, se concentran en mayor medida en la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJE), que fue encabezada por Rommel Moreno Manjarrez.

«Yo creo que Rommel perdió el control completamente de sus policías», indicó quien fuera el primer procurador de Derechos Humanos en Baja California que sumó en esto a las policías locales.

La CNDH dijo al relator de la ONU que los índices de tortura en México disminuyeron en un 30%.

«Mientras en 2012 la Comisión nacional de Derechos humanos recibió 2 mil 113 quejas por tortura, en 2013 conoció únicamente de mil 506 casos por ese delito» informó el organismo público autónomo.

En Baja California también disminuyeron las denuncias de tortura pero hay varios casos pendientes como el que fuera notificado a Amnistía Internacional que también estuvo en esta zona recientemente y donde se acusa a agentes de la policía estatal preventiva.

«Esta visita del relator es para llamar la atención de que tiene que investigarse cada caso, y en aquel expediente que lo demuestren los hechos se aplique la ley», señaló el funcionario estatal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: