SIN RESULTADOS SUPUESTA COMISIÓN CONTRA CORRUPCIÓN

 

Debería investigar denuncias del alcalde y el Síndico.

Por Daniel Ángel

Tijuana, martes 18 de marzo de 2014

 

A más de 15 días de haberse instaurado, la Comisión especial formada tras el escándalo de corrupción en el Ayuntamiento no ha sesionado.

Como presidente de ese grupo de trabajo, el alcalde Jorge Astiazarán es el responsable de convocar a las sesiones.

“La comisión continúa recibiendo información de las diferentes estancias del Ayuntamiento y la próxima semana seguramente tenemos una próxima sesión (sic)”, respondió el alcalde sobre esto.

La comisión quedó formada el viernes 28 de febrero y la única reunión que tuvieron, el lunes tres de marzo, fue privada.

Desde entonces los responsables de las dependencias involucradas como Desarrollo Urbano, Sindicatura, regidores y el mismo alcalde Astiazarán Orcí, han intentado no declarar.

Algunos han admitido que en la comisión decidieron no hablar sobre el tema y subrayan que el edil Héctor Riveros es el responsable de hablar.

Pero él mismo ha tratado de no dar entrevistas, y durante varios días su personal se encargó de negarlo cuando los reporteros fueron a buscarlo a sus oficinas.

“Se consideró que inicialmente se iban a escuchar todas las diferentes posiciones y una vez que tuviéramos las conclusión, ya darlo a conocer a la población”, dijo el presidente municipal sobre el acuerdo.

El inicio del conflicto fue las irregularidades en la licitación que realizó Desarrollo Urbano para rehabilitar la calle Benito Juárez en zona centro, según denunció Sindicatura.

Después el alcalde reveló que el actuar de Sindicatura, que suspendió a funcionarios, respondía a su negativa a un intento de extorsión por parte de personal del Síndico procurador, Arturo Ledesma.

Astiazarán Orcí denunció públicamente que a nombre de Miguel Ledesma, hermano del Síndico, el entonces contralor Joel Guardado y el asesor Rubén Salazar le pidieron la mitad de los ingresos ilícitos  al Ayuntamiento.

Según el alcalde, ellos estimaron que en el gobierno de la ciudad esto representa 80 millones de dólares.

Tras el escándalo mediático, Sindicatura anunció en un comunicado de prensa que los señalados habían renunciado a sus cargos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: