YA SON 40 LOS MUERTOS POR INFLUENZA EN B.C.

Escasean las vacunas.

 

Por Vicente Calderón y Daniel Ángel.

Tijuana, sábado 1 de febrero de 2014

 

 

Siguen aumentando los muertos por influenza AH1N1 en México. El último conteo de la autoridad federal al 31 de enero habla de 2 mil 805 casos confirmados y 295 defunciones en el país, de acuerdo a cifras de la Secretaria federal de Salud.

Y aunque Baja California pasó esta semana del primero al segundo lugar en mortalidad por este virus, el panorama no mejora tal y como lo anticipó el doctor Diego Fernando Ovalle, jefe de epidemiología estatal.

«Esperamos nuevos casos, esperamos nuevas defunciones», dijo Ovalle a principios de la semana.

Y así fue. Mientras el lunes hablaban las autoridades de 22 muertos, este  sábado la suma total en el estado de acuerdo a las

cifras oficiales era de 40 decesos.

Al último día de enero, en el estado se registraron oficialmente 40 muertos por influenza AH1N1, quedando sólo por debajo de Jalisco a nivel nacional, donde registraron 42. Pero el secretario de salud Miguel Osuna Millán insiste una y otra vez en que no hay razón para alarmarse porque este incremento está dentro de los parámetros anticipados.

El Secretario y hermano del exgobernador de Baja California José Guadalupe Osuna Millán sostiene que hay suficientes vacunas y tratamiento para los enfermos de AH1N1.

Pero muchas personas se quejan  de que cuando han ido a buscar la inmunización ya se acabaron, aun cuando son personas de los grupos de alto riesgo.

La Secretaría de salud restringió la aplicación argumentando que sería solo para los más vulnerables; menores de 5 años, mayores de 60 y personas con padecimientos concomitantes como diabetes, hipertensión arterial, problemas renales o pulmonares principalmente u obesidad.

El secretario Osuna Millán enfrenta críticas por el manejo de este no brote epidemiológico.

Tanto porque empezaron la vacunación tarde como por la escasez del antídoto y la información pública sobre la gravedad de la situación.

No son pocos los ciudadanos que desconfían de la autoridad. Por un lado están los que no quieren aplicarse la vacuna, porque

piensan que el antídoto los va a enfermar.

«Yo supe de dos personas que cuando se vacunaron se pusieron bien malas » dijo a Tijuanapress.com Linda López, una joven que esperaba entrar al Hospital General para visitar a un paciente. La muchacha iba cubierta con un «tapabocas»

Los científicos tanto de México y de Estados Unidos, donde también ha habido muertes por AH1N1 este año, coinciden en que la

vacuna es el medio mas efectivo contra la influenza AH1N1, pero muchos mexicanos no le creen a sus gobernantes.

Varias personas entrevistadas por Tijuanapress.com respondieron que tienen dudas sobre la veracidad de los datos proporcionados

por las autoridades.

«De que hay preocupación, hay preocupación por eso hay que estar al 100 y chequearse todo el tiempo» respondió Ericka Arriaga

quien se puso la vacuna,  pero cree que las autoridades no le dicen toda la verdad sobre el AH1N1.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: