ESPERARON PARA ASESINARLO EN RESTAURANTE DE MARISCOS

Por Daniel Ángel

 

Tijuana, viernes 8 de noviembre 2013

 

El cuerpo de Jesús López Portillo,  de 38 años de edad, quedó tendido en la entrada del restorán de mariscos Negro Durazo, ubicado en el bulevar Insurgentes.

El cadáver presentaba tres heridas de bala. Una en el hombro izquierdo y otro en el maxilar del mismo lado y en una pierna.

No se encontraron casquillos en la escena del crimen. El reporte del crimen fue recibido por las autoridades a las 2.15 de la tarde

aproximadamente.

 

A unos metros de él una camioneta, aparentemente de su propiedad, con el vidrio lateral izquierdo roto.

 

 Se trataba de una Honda Pilot color gris, de modelo reciente, con placas fronterizas AKT5337.

 

Según versiones no oficiales fue un solo hombre el que esperó a que López Portillo saliera del restorán para quitarle la vida, y después atravesó el bulevar Insurgentes corriendo para huir.

 

Empleados de los comercios cercanos dicen haber escuchado entre dos y tres disparos de arma de fuego.

 

Dentro del restorán el personal de servicios periciales trabajó en la mesa No. 15,  donde presuntamente estuvo comiendo el hoy occiso antes de ser asesinado, aunque hasta la tarde de este viernes no había información oficial.

Al sitio llegaron al menos cuatro mujeres acompañadas de dos menores de edad con uniforme de escuela primaria, aparentemente cercanas a la víctima, y hablaron algunos minutos con el personal de la procuraduría de justicia.

Este año, la estadística de homicidios supera en mas de 100 los  registrados oficialmente en el 2012.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: