SIGUEN DISTURBIOS EN LA PENI

Por Daniel Ángel/Leonardo Ortiz

Tijuana, B.C., 2 de marzo 2010, T.P.- Pasadas las nueve de la mañana un helicóptero de la policía federal sobrevolaba la penitenciaria de la mesa; igual que ayer se presentaban disturbios.

Destacó la presencia de elementos militares que se apostaron frente a la prisión.

La orden, dijeron los policías municipales que cuidaban los accesos por las calles aledañas, era que nadie pasara.

Familiares de algunos internos comenzaron a llegar y la cantidad fue creciendo lentamente, destacaban la falta de información, de acceso, y el no poder comunicarse con los internos.

«Esta muy mal esto, por qué no nos informan de perdido», comentó la madre de uno de los internos.

«Cómo se comunica uno, solamente cuando salen a la yarda que es cuando hay teléfonos públicos», relató otra mujer.

Poco más de dos horas después salieron del penal elementos antimotines y los familiares pudieron acercarse a la puerta principal donde los custodios les pidieron esperar para recibir información.

El subsecretario del sistema estatal penitenciario, Héctor Grijalva Tapia, habló sobre la inconformidad de los presos por la designación de un comandante.

«Los internos se inconformaron por la designación argumentando algunas situaciones que no son válidas, no podemos poner a consideración de los internos el mando que va a fungir en cada uno de los centros», señaló.

El comandante responde al nombre de Israel Caldera, al que los familiares de internos identificaron como «el cariñoso» por los maltratos que aseguran da a los internos.

«Es una persona muy estricta, una persona no tolerante, pero estamos hablando de centros de readaptación, centros de seguridad, que tenemos recluidas a personas que agredieron a la sociedad, que tenemos robos con violencia, homicidios, secuestros, delincuencia organizada; tenemos un perfil de gente muy especial que por algo nos comisionan para custodiarlos y obviamente requerimos personas con un perfil muy especial para poder someterlos», explicó Grijalva Tapia.

Subrayó que la agresión no está dentro de los procedimientos establecidos que tiene cada centro.

«Obviamente también están apuntadas por la misma legislación la fuerza necesaria para someter a un interno que se conduzca de forma agresiva hacia el mandato legítimo de la autoridad; entonces esa sería la situación que a lo mejor ellos aluden como alguna agresión, pero en su momento se utiliza la fuerza simplemente para someter y contener», añadió.

Finalmente indicó que la situación estaba bajo control y que nunca hubo enfrentamiento, aunque sí habrá sanciones.

“Ahorita no tienen salida a yardas, ahorita están los internos en sus celdas y no van a salir a sus actividades normales por situación de disciplina; ellos no pueden imponer su ley, no pueden imponer su disciplina, la disciplina nos corresponde a la autoridad y para eso estamos nosotros aquí”, subrayó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: