REPORTA ESTUDIANTE «LEVANTON» Y AMENAZAS

Un mensaje que presuntamente firmaban criminales al servicio del Cártel Arellano Félix, amenazando con agredir a una decena de alumnos de la secundaria José Vasconcelos, provocó temor entre padres y directivos.

La primera acción de la escuela fue levantar una acta por amenazas en contra de quien resultara responsable ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Todo inició los últimos días del mes pasado cuando un estudiante de 15 años, hijo de uno de los socios de esa escuela particular ubicada a un costado del parque Morelos, presentó a la directora del colegio Martha Haro la amenaza escrita en una hoja de cuaderno.

Según el acta de la PGJE, de la que tijuanapress.com tiene una copia al igual que de la supuesta amenaza, el menor aseguró que antes de entrar a la escuela un hombre vestido de negro y con pasamontañas lo subió a una camioneta con vidrios polarizados que manejaba otro sujeto con la misma vestimenta.

Agrega que uno de los individuos, portando una arma de fuego, sacó de la mochila del menor una libreta y escribió: «Los siguientes alumnos seran muertos, secuestrados, sera mejor que salgan de ahy por cuentas que cobrar…», debajo de eso viene la lista de los alumnos y continúa: «esta es la segunda advertencia que les dejamos la tercera ya la sabran… atentamente la kuka del caf, ingeniero 1132R15. Y no se les olvide que vamos por la escuela».

Una semana después los padres de quienes estaban en la lista se reunieron con la directora quien comentó entonces que deseaban aclarar si era un acto del niño y su novia, estudiante del mismo plantel que apoyaba la versión del alumno, o si existía una amenaza externa; además de que ignoraban la existencia de un primer aviso.

En esa reunión, a la que tijuanapress.com tuvo acceso a condición de no grabar, al menos uno de los padres manifestó que envió a su hijo fuera del estado por temor y otro aseguró que estaba tomando precauciones antes de salir de su domicilio.

Finalmente la directora manifestó hoy que el caso está cerrado porque las autoridades resolvieron que el niño y su novia fueron los autores de ese mensaje, pero se negó a dar una entrevista argumentando que estaba de por medio el prestigio del colegio.

Trascendió que el alumno no se presentó a clases luego del incidente y fue dado de baja, mientras que la niña continúa asistiendo regularmente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: